miércoles, 29 de diciembre de 2010

jueves, 23 de diciembre de 2010

Aston Martin DBR1/300 (1959)

Rugen los motores una vez más!!!!! Damas y caballeros estamos en 1959, para la vigésimo séptima edición de las 24 Horas de Le Mans y por supuesto que la vamos a hacer en el auto ganador, junto a sus pilotos: el norteamericano Carroll Shelby y el inglés Roy Salvadori.

Le Mans es una carrera de resistencia que dura todo un día. En este caso solo dos pilotos se alternaban para conducir el auto inglés. Imaginen el cansancio que provocaba manejar tanto tiempo, en condiciones muy cambiantes para la carrera, con el aditamento que en la noche solo se utilizaba la iluminación de los propios automóviles. Y el ritmo que impone la competencia es endemoniado en todo momento. No hay lugar para el relax. Son 24 horas de pura adrenalina.

Primero veamos como llega la marca inglesa a esta competencia, cuya primera edición fue en 1923. Aston Martin había desarrollado el DBR1, que fue la base para que Eberhard von Eberhost, ex colaborador de Porsche, diseñe el DBR3.

El Campeonato Mundial de Marcas se había instaurado en 1953 siendo el ganador Ferrari, mientras que la gran competidora Jaguar, trataba de alzarse con tal certamen. Sin embargo el campeonato le era esquivo a pesar de las victorias en el circuito de La Sarthe del '53, '55, '56 y 57.

En 1957, Aston se presenta con tres unidades del DBR1, pero todo termino en un rotundo fracaso, ya que ninguna de las unidades vio la bandera a cuadros. La revancha se produce en el circuito de Spa Francochamps donde consiguen el 1-2 de la prueba y también consiguen el triunfo en los Mil Kilómetros de Nürburging. Sin embargo el campeonato otra vez se lo lleva la casa de Maranello.

En 1958 las cosas no iban a ser muy diferentes. Abandono de todos los autos oficiales en Le Mans, victoria en Nürburging y en el Tourist Trophy de Goodwood y nueva corona para Ferrari.

En 1959, Aston Martin gana en Silverstone y por tercera vez consecutiva en Nürburging para llegar ansiosos a las 4 de la tarde del 20 de junio en Le Mans. Para esta ocasión el auto recibe un carenado en sus ruedas para hacerlo más aerodinámico. El motor era un 6 cilindros de 2.921 CC alimentado por tres carburadores Weber de 45 mm que entregaba cerca de 300 HP.

Tenía dos múltiples de escape con salida debajo de la puerta derecha. En la réplica, las salidas de escape están debajo del paragolpe trasero. Esto se puede deber a que había versiones con el escape en esa posición. ¿Alguien sabe cual es el correcto para esta edición de Le Mans? Me inclino por los escapes en la posición trasera.

La estrategia de Aston Martin era sencilla, que la dupla Moss-Fairman salga como un rayo desde el inicio para marcar un ritmo demoledor, como lo había hecho en el '51, así las Ferraris 250 hacían el desgaste siguiéndolo. Pero el DBR1 del inglés se detuvo en la vuelta 70, repitiendo la misma suerte de ocho años atrás. Sin embargo, las máquinas italianas sintieron el ritmo vertiginoso del ingles y corrieron la misma suerte. En la vuelta 159 se detiene el auto de Behra-Gurney y en el giro 263 el de Collins-Gendebien.


Y asi, Aston Martin se hace no solo de la victoria a manos de Shelby-Salvatori, sino también del segundo puesto con Trintignant-Frére y unos meses después, con la victoria en el Tourist Trophy, alza la corona del campeonato mundial por primera vez para una casa inglesa.

Les dejo varias imágenes, afiche de la época y fotos de la réplica correspondiente al número 31 de "100 Años de Sport Automóvil" de la Editorial Altaya, edición argentina.

Saludos y hasta pronto.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Peugeot 404 (1965)

Bienvenidos, hoy los invito a la Argentina, a recorrer su Capital a bordo de uno de los taxis más emblemático que ha tenido la ciudad: el Peugeot 404.


Hagamos un poco de historia. Los inicios de la marca francesa en el país se remontan a la década del ’20. En esos años, poseían una representación bajo el nombre de S.I.A.P.A., que contaba con oficinas y un salón de ventas en Tucumán 1801 de la Capital Federal, ofreciendo a través de una campaña publicitaria el modelo 201 y sus evoluciones.


Así se transcurre en la Argentina, hasta fines de la Segunda Guerra Mundial, cuando en 1946 son presentados, en la sede del Automóvil Club Argentino, los Peugeot 202 que se mantendrían en el catálogo hasta la llegada de los 203 en 1950.


En 1958, Peugeot otorga a la empresa I.A.F.A. los derechos para el armado parcial del nuevo modelo 403 en el país.


Y en 1962 es lanzado el 404. Una berlina diseñada por Pininfarina con motor de 4 cilindros y 1.618 CC y 72 HP. El auto fue presentado a todo el país por medio de un raid que unió todas las provincias que realizó el piloto Oscar Cabalén.

El auto fue un éxito en todos los rubros, se hicieron utilitarios, rurales y se fabricaron 162.543 modelos hasta la última pick up en 1980. Tenía un costado deportivo tanto en autódromos como en caminos de ripio. Podía ser un auto elegante, como también el preferido de los taxistas.


¿Qué porteño no se ha subido a un taxi “cuatro cuatro”de estos? Andando por los barrios de Almagro, Constitución, Palermo o yendo al “Italpark”. La cantidad que había de estos taxis haciendo fila en la avenida Corrientes a la salida de los teatros o los que andaban por Arroyo al 800 para ver si tenían suerte y levantaban a alguien bien de “Mau Mau” o a las señoras de la confitería “El Molino” o “Las Violetas” que los esperaban en la avenida Rivadavia.


Por todo eso y porque todavía podemos ver alguno andando, es que el 404 es un clásico argentino.

Les dejó fotos de distintos modelos, incluyendo las de la largada del Gran Premio Histórico 2008, una coupé en Autoclásica 2006 y las correspondientes a la réplica del número 15 de “Taxis del mundo”, Editorial Altaya, Edición Argentina.

Gracias y hasta el próximo viaje!!!!

jueves, 9 de diciembre de 2010

Bentley Speed Six (1930)


Los invito a viajar en el tiempo, a la primavera de 1930. Ubíquense en una cena de la alta sociedad francesa, música fosse, cigarros y una conversación que se torna hacia los avances del automóvil.
Un invitado realza las aptitudes de los trenes diciendo que nunca un automóvil iba a suplantarlo. Como ejemplo elige al tren azul que recorría a Francia, desde Cannes a Calais, en un tiempo cercano a las 22 horas para recorrer los más de mil kilómetros que separaban las dos ciudades portuarias.

Pero, en la cena también se encontraba Wolf Barnato, presidente de la Bentley Motors, que no solo decía que podía cubrir esa distancia en menos tiempo, sino que cruzaría el Canal de la Mancha y llegaría a Londres, antes que el tren se detenga en Calais. El reto estaba hecho y la apuesta era de 200 libras esterlinas.

Para tal empresa eligió el Speed Six que contaba con un motor de 6 cilindros, 24 válvulas, 6.597 CC, con doble encendido que entregaba una potencia de 160/180 CV, alcanzando los 160 km/h. En esta ocasión optó por una coupé carrozada por Gurney Nutting.

Para poder ganar la apuesta, junto a su copiloto Dale Bourne, idearon una hoja de ruta, como si se tratase de una carrera de le mans, analizando cada kilómetro y señalando los lugares donde los debían esperar distintos equipos para reabastecerse.

La largada fue en simultáneo a las 17:45 y en los primeros kilómetros encontraron una fuerte tormenta que no los dejaba desarrollar toda la potencia del Bentley de más de dos toneladas, pero a medida que anochecía, la lluvia iba dejando paso para que Barnato aplique toda su capacidad para atravesar a Francia como un rayo. En Auxerre hicieron el primer repostaje, aunque perdieron tiempo en ubicar al equipo que los esperaba y cuando estaban por entrar a París, el primer inconveniente: un pinchazo.

Al amanecer, con el dia despejado y las carreteras vacías, el Bentley comía kilómetros. Así pasaron por Compiégne, Arras y a las 10:30 entraron al puerto de Calais, embarcando en el buque que los depositó en el puerto ingles de Dover. Solo les restaban los 130 km hasta Londres.

Cada kilómetro, los debían hacer sin perder un minuto y así lo hicieron. A las 15:20 detuvieron su marcha en el punto de llegada, que era en el frente de club londinense situado en St. James Street. Cuatro minutos más tarde, el tren azul entraba a la estación de Calais. El auto fue más rápido, Barnato ganó las 200 libras y el Bentley se apoderó del nombre: Blue Train.

Les dejó junto a las reproducciones del auto original, las fotos de la réplica que pertenece al número 8 de la colección “Los más bellos Coches de época”, editorial Altaya, edición Argentina.

Saludos y será hasta el próximo encuentro.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Porsche 550 RS Spyder (1955)



Hola a todos!!!!

Hoy vamos a Alemania, más precisamente a Stuttgart, a la fábrica de Porsche, para ver la historia de uno de los autos más emblemáticos: el 550 RS Spyder

Para encontrar sus origenes nos tenemos que remontaran al modelo anterior, el Porsche 356 A Speedster de comienzos de la década del 50, cuando el piloto Walter Glöcker ganaba distintos campeonatos nacionales a partir de la base de dicho Porsche y piezas Volkswagen. El truco era el bajo peso y el motor confiable en la parte trasera.

Estos éxitos no pasaron desapercibidos y ante la necesidad de posicionarse, la empresa decide volcarse hacia esta idea y desarrolla una carrocería abierta, el motor lo ubica un poco más adelante y toma posición central y lo reduce más en peso. esta formula no estaba pensada para ganar la general en Le Mans 51, pero si alcanza para ganar su clase y que los ojos de los aficionados se pongan sobre la nueva máquina.

Con esta experiencia, se sigue en el desarrollo del automóvil y llegan a un motor de 1498 cc y una potencia de 110 hp y 560 kg, lo que hace posible que el automóvil llegue a los 220 km/h, haciendolo muy ágil y fácil de conducir y los éxitos se siguen sumando también en la emblemática Targa Florio.

A pesar de su precio (24.600 marcos), se reciben numerosos pedidos de pilotos privados y también de famosos amantes de la velocidad. Entre ellos se encuentra James Dean, un joven actor que bautiza a su modelo "Little Bastard". Lamentablemente es en este auto, que James encuentra la muerte en 1955 a la edad de 24 años.

Después de este le seguiría otro modelo llamado Porsche 356A Carrera Coupé 1600 que veremos más adelante.

Les dejo un video y unas fotos de una réplica que se encontraba en Autoclásica 2010, una foto de James Dean en su Little Bastard y las fotos de la miniatura correspondiente al número 23 de la colección Porsche de la Editorial Planeta DeAgostini, Edición Argentina.


Saludos!!!!!

P.D: Este Spyder es para el Spider de Gonza.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad