viernes, 25 de mayo de 2012

Porsche 356 A Carrera Coupé (1959)

Hoy voy a continuar con la cronología de los autos de la casa de Stuttgart. En este caso, después de haber visto el 550, le toca a otro 356. Es que como nos tiene acostumbrados el gigante alemán con su 911, son muchas las versiones de su primer modelo. Por ejemplo, del 356, vimos el número 1 de 1948, luego el A Speedster 1500 de 1954 y hoy le toca al Porsche 356 A Carrera Coupé 1600 de 1959. Sigamos investigando.

Habíamos llegado hasta 1955, año en que Porsche llega a su unidad número 5.000, estableciéndose en pocos años, como una marca de referencia dentro de la industria automotriz. La coupé del 356 se fabricó desde este año hasta 1959, contando con distintas motorizaciones, desde un modesto 1300 de 44 HP hasta el 1600 de 75 CV, del modelo que estamos viendo. Otra novedad de la época, es que en 1956, Porsche recupera la fábrica original perdida en la Segunda Guerra Mundial, lo que posibilita que se llegue a la unidad 10.000 durante ese mismo año.

La nueva planta, fue totalmente remodelada y ampliada, lo que permitió por ejemplo dejar el aluminio y pasar al acero en las carrocerías. También se mejoró mucho en lo que es el tablero de instrumentos. El austero modelo de la planta de Gmünd, dejó lugar a uno con un reloj central de RPM, un reloj a su derecha con la velocidad y a la izquierda un indicador de temperatura y aceite. Todos eran de fondo negro con agujas y números en blanco, para una mejor visualización. Los primeros modelos, carecían de radio, pero tenían el hueco para alojarlas cubierto con una placa con el nombre Porsche. 

También, estos tableros, venían con un reloj en su parte central y a partir de 1955, su parte superior era acolchada. Como primeras herramientas de marketing, en este periodo se instauraron dos íconos que todavía llegan a nuestros días. Por primera vez, se bautizó un Porsche con el nombre “Carrera”, en honor a los triunfos obtenidos en la mítica carrera Panamericana de 1952 y 1954, por el 550 RS, de ahí el nombre del modelo que hoy nos acompaña.

El otro mito viviente, es el escudo. El mismo, vino por petición de nuestro conocido Max Hoffmann, importador de autos alemanes en EE.UU. Max solicitaba con que los autos debían llevar un emblema que los caracterice, frente a las distintas marcas que se desarrollaban en el mercado norteamericano. En un principio Ferry Porsche se mostró reacio al pedido, pero sabía que Hoffmann era muy inteligente para los negocios, y que algo de razón tenía.

En 1952 Porsche visita EE.UU y en una cena en Nueva York, ante la insistencia de Max, esboza en una servilleta lo que podía ser un escudo. En la parte superior inscribe el nombre de la fábrica. En el centro se ubicaba un corcel negro con el nombre de la ciudad, ya que Ferry sentía fuertes vínculos con Stuttgart. Todo rodeado por los símbolos de la bandera de Baden-Würtemberg. Si bien, era solo un boceto que poco tenía que ver con la industria automotriz, a Hoffmann le agrado la idea como emblema de los autos alemanes.

El diseño final, se lo encargaron a Erwin Komenda, quien luego de hacer pequeños retoques, obtuvo el resultado hoy conocido. Finalmente en 1953, se presentó dicho escudo, que en un principio solo vestía las unidades con destino a EE.UU. Se ve que Max era una persona muy insistente.... Komenda también hizo la tipografía de la palabra Porsche sobre los autos. Dicen, que la idea le surgió, luego de observar unas letras inscriptas en una banda elástica y ver como las mismas se deformaban. Cierto o no, esa tipografía hoy es otra herramienta de marketing. 

Espero que disfruten del video y de las fotos de la réplica perteneciente el número 4 de la “Colección Porsche”, editorial Planeta DeAgostini, edición Argentina. Como pueden ver, este modelo a pesar de ser de 1959, carece del logotipo de Porsche y de la palabra Carrera en sus laterales. Puede ser un error del fabricante o no todos los modelos traían estas insignias. Seguramente algún fanatico de la marca nos diga cual es el caso. El próximo modelo de la saga será el 356 BCabrio de 1961.

Saludos y nos vemos!!!!!!

sábado, 19 de mayo de 2012

Seat 1500 (1970)

Hace unos días, en un foro de coleccionistas de autos a escala, leí una discusión sobre el valor de las colecciones. Estaban los que sostenían, que era preferible tener una miniatura de alta calidad, en contra de tener varios modelos de un coleccionable de revistas que tienen todos. Para mi gusto, el valor de una colección se lo da su propio dueño, ya que va más allá del costo monetario o de la exclusividad del modelo. Por otro lado, un coleccionable de Rusia puede ser muy popular en los países del este, pero por acá es una pieza imposible de conseguir. Entonces, ¿acá si es valiosa y allá no? ¡Si es la misma miniatura!!! Creo que lo mismo pasa con los autos reales. Por ejemplo, para nosotros el Seat 1500 de 1970 es una pieza totalmente nunca vista por nuestros ojos, cuando en España es un clásico por todos conocidos. Veámoslo. 


El “milquinientos” español, nada que ver con nuestro Dodge autóctono que tenía el mismo nombre, llegó al mercado con la misma función que tuvo el Falcón en la Argentina. Fue el auto oficial del gobierno y una útil herramienta de trabajo para el transporte. En pocas palabras, con su elegancia permitía pasear a mandatarios y con su fiabilidad mecánica y comodidad, permitía trabajar largas horas del día en el transito, sin mayores complicaciones. Y como todo auto popular, tuvo una cantidad enorme de versiones de motores y de carrocerías, que le permitieron estar en el mercado por unos cuantos años. Lo mismo que pasó acá con el modelo de Ford.
 
El modelo diseñado por Fiat, fue presentado en el Salón de Ginebra de 1959 y Seat que debía reemplazar al 1400, encontró el sustituto ideal, ya que las diferencias no eran muy profundas. Solo había un inconveniente, el modelo italiano venía con motores de 6 cilindros de 1.8 y 2.3 de cilindrada. Así que para adecuar el modelo, Seat le pidió la licencia a Fiat para fabricarlo, pero con el motor del 1400 que entregaba 58 HP. Estos primeros modelos denominados “1400 C”, de a poco empezaron a cubrir las calles de España, al mismo tiempo que adquiría prestigio como símbolo de status.

Claro que la potencia no acompañaba a tan prestigioso modelo, y es así que en 1963 recibe el motor Fiat de cuatro cilindros de 1500 cc que le entregaba la nada despreciable potencia de 80 HP. Ahora si, había nacido el verdadero “milquinientos”, dispuesto a servir tanto como la imaginación de su propietario podía pedir. Esta primera versión, se caracterizaba por sus aletas traseras y por su clásico par de faros delanteros. También destacaba su parrilla de líneas cromadas horizontales. En su interior, la doble fila de asientos enterizos, permitía el cómodo viaje para 5 o 6 personas.

El modelo sufría sutiles cambios, durante sus años en producción, como por ejemplo la incorporación de frenos a discos en las cuatro ruedas. En 1969, se presenta lo que hoy se conoce como segunda generación. Lo más destacado se ve en el frente, donde el nuevo conjunto de luces, pasa a estar integrado por dos pares de faros. De ahí el nombre popular de “bifaro”. La parrilla también cambia y ahora está formada por un frente similar al panal de abejas pero de color mate. Los guardabarros delanteros, presentan una forma de aleta mucho más suave. El motor gana 2 HP gracias a sus nuevos escapes y a una mayor compresión.

Otro punto para destacar, es que al igual que lo sucedido en estas tierras, surgió una oferta de distintos fabricantes para reemplazar el motor por un diesel, con el consiguiente ahorro para el trabajador del volante. Así, uno podía cambiar la planta impulsora por un motor Matacás, Perkins o Barreriros, quien fue el más exitoso con su motor de 2000 cc y 60 HP. Claro que Seat no iba a dejar pasar el negocio, y en 1969 presenta su propia versión diesel, gracias a los motores provistos por Mercedes Benz. Y también estaban, los que cambiaban la caja original y optaban por una de 5 marchas con palanca al piso.
 
Como todo auto que cala profundo en el mercado, tuvo varias versiones. Por ejemplo una familiar que venía con una fila extra de asientos a contra marcha, para llevar a tres niños mirando por la luneta. También estuvo la pick up, capaz de transportar media tonelada. O la limusina, con un chasis 50 cms más largo y una tercera ventanilla, ideal para llevar a gobernantes a los actos oficiales. Además, estaban las transformaciones que le podían dar pequeños talleres, como por ejemplo el descapotable dos puertas de Serra o la coupé de Costa. Y así es como este multifacético modelo, fue desde ambulancia hasta el taxi barcelonés que hoy vemos aquí.

Como siempre, les dejó un video y fotos de la réplica correspondiente al número 11 de la colección “Taxis del Mundo”, editorial Altaya, edición Argentina. Sé que para muchos es un modelo no muy deseado, y para otros es un auto ultra conocido. Pero para mí tiene un gran significado, ya que nunca lo vi en directo y es el único Seat que tengo hasta el momento. Por eso es muy valioso para mi colección.


Saludos y hasta la próxima semana!!!!!

viernes, 11 de mayo de 2012

Los autos de los Victor´s - Parte III

Bueno, llegamos a la tercera y última entrega de la saga “Los autos de los Victor´s”. Para esta ocasión quedan los pesos pesados: unos camiones y ómnibus dignos de la década del treinta. El primero, es un camión de bomberos de Minic Toys. Contaba con el conocido sistema de tracción a cuerda y aperturas laterales, donde en la inferior se guardaba una manguera, que se podía conectarse en la parte trasera. En el techo llevaba la escalerilla de emergencias, la cual se debe haber perdido en algún incendio.

El siguiente, también de Minic Toys,  es un camión a cuerda, de pequeñas dimensiones, que me imagino en sus buenos años, habrá soportado más peso que el aconsejado...

Ahora se viene un hermoso bus, cuya principal característica es la única apertura trasera, tanto para ascenso como para descenso de los pasajeros. En la parte posterior, se puede ver el calco de la serie “Tri Ang” a la cual pertenece este vehículo de Minic.

Por último, les presento un modelo de la marca también inglesa, Dinky Supertoys. Este ya no es de chapa, sino que está hecho de una aleación, muy cercana al zamac. Tampoco posee un sistema de tracción a cuerda, por lo que este juguete, es muy próximo a los comienzos de nuestro hobbie. El modelo es una réplica de un camión de la marca Foden, tal vez una de la más antigua fábrica de camiones, que subsiste en la actualidad.

Bueno, estos son los autos de los Victor´s. Valen como testigos de un inicio de la industria del juguete, que con los años se convirtió, en la industria de las réplicas en miniatura, que hoy nos une en un hobbie.


También representan los primeros pasos de mi amigo Víctor con los autos, que hoy continúan cada vez que acelera su GTX roja.


La semana que viene nos volvemos a encontrar, mientras tanto, para que disfruten les dejo otro video de un hermoso radio control.


Saludos!!!!!!! 

viernes, 4 de mayo de 2012

Los autos de los Victor´s - Parte II

Se va la segunda parte de estos históricos. Los dos primeros siguen siendo de la compañía inglesa Minic Toys y el que abre la serie es un Rolls con apertura de baúl y doble fila de asientos.


Y pensar que hoy en día son difíciles las réplicas de la marca inglesa... El siguiente es uno muy similar, pero que al parecer sufrió demasiado castigo por parte de sus dueños.

El último de hoy es un juguete francés y carece de marca, así que se agradece el aporte que ustedes puedan hacer, tanto por el juguete como por el coche real. Las ruedas eran hechas en dos piezas de lata, así que no hay problemas con el neumático. En este caso, cuando uno le daba cuerda, el auto se desplazaba, giraba sus ruedas, abría el capot y también la puerta, donde estaba su chofer. Vean lo complicado del mecanismo.

Ahora les muestro a nuestro chofer, que se asomaba cuando el auto paraba y se abría la puerta en forma automática.



También se detenía para mostrar su motor.


La siguiente es una foto desde abajo, para que algún erudito devele la marca del juguete francés.


Estos son los autos de los Victor`s. Todos tienen una dimensión cercana  a la escala 1:43, tal vez sean 1:40. Para la próxima semana dejo los pesos pesados: camiones y ómnibus.

Les dejo otrovideo de estos Radio Control hechos a mano en el cual hay unas fotos del proceso de fabricación.

Saludos y hasta la próxima entrega!!!!!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad