miércoles, 29 de agosto de 2012

Lotus Elite (1962)

Este año, ya había experimentado estar sin internet por unos cuantos días, y la verdad es que no es muy recomendable. Pero en esos momentos, podía despuntar el vicio de algún juego o por lo menos podía escribir y sacar fotos, para después desde alguna terminal prestada, publicar en este blog. Ahora bien, estar sin pc no es saludable para ningún ser humano. Aunque uno no la use, hace bien ver el monitor encendido, y tener durante varios días la pantalla en negro, es como hacerse un electrocardiograma y que sea más plano que una mesa. Por suerte he revivido y lo hago para presentarles este Lotus Elite de 1962.
Lo bueno es que durante esta desconexión forzada, he vuelto a los libros. Tampoco es que me leí las obras completas de Borges, o que tomé un apunte de la facultad. Pero tímidamente, mis ojos han vuelto a recorrer páginas, y debo confesarles que es muy saludable. El otro punto a favor, es que se pudieron recuperar todos los archivos y que mi pc es un “cañón”, según el lenguaje oficial del técnico y que tengo computadora para un largo tiempo. Aleluya, al parecer el que me la vendió era honesto.

Ahora pasemos a lo importante. Este Lotus Elite hizo su aparición en el Salón del Automóvil de Londres de 1957. La carrocería era un diseño de Peter Kirwan-Taylor, quien era amigo de Colin Chapman y que se desempeñaba en la firma Lotus como… contador. Que bueno es que todos tengan la oportunidad de despuntar sus hobbies en el trabajo. Voy a pedir en el mío, que me dejen coleccionar autos a escala en horario laboral. Hablando en serio, Peter era un diseñador aficionado y este fue su primer trabajo como tal. Por supuesto que el acabado final tuvo una ayuda, la de Frank Costin, hermano de Mike Costin, fundador de Cosworth.

Como todo auto de Colin, el peso era el principal rival, por lo que se optó por un monocasco de fibra de vidrio, siendo el primer auto de serie del mundo en tener esta tecnología. La idea surgió de Frank, quien había sido ingeniero aeronáutico en la Havilland y ya había incursionado en el automovilismo diseñando los Vanwall de la F1. Al carecer del chasis convencional y tener un motor de reducidas dimensiones, el peso total del vehículo apenas llegaba a los 680 kilos. Por eso, alcanzaba los 185 km/h y llegaba a los 100 km/h en poco más de doce segundos, con un motor de escasos 1200 cc. que era utilizado como bomba de agua de las autobombas...

La carrocería, al parecer no era todo lo hermética que puede ser hoy en día, y sumado el sistema de monocasco, hacía que el habitáculo sea muy ruidoso para los únicos dos ocupantes. Imaginen lo que sería entablar una conversación a 150 km/h, con todas las vibraciones que se les pueden ocurrir. Las ventanillas no se bajaban, sino que se retiraban y se colocaban detrás de los asientos delanteros, junto a la rueda de auxilio. Digamos que no era un vehículo para la familia. Era simplemente un auto de competición.

En 1961, se lanza la serie 2, que conservaba su estética pero introducía grandes cambios en su mecánica. Disponía de nuevas suspensiones e incorporaba de una caja ZF de 5 velocidades. Y el mismo año se presenta una versión limitada denominada “Special Equipament” en la que se le reemplazaba el carburador original, por uno SU doble que elevaba la potencia de los 75 CV originales a unos picantes 83 CV. Hubo otras versiones como la Súper 90, Súper 105 y Súper 110 que ofrecían mejoras a partir de un aumento en la relación y de los carburadores Weber

Al año siguiente, el auto se ofrece como kit y finalmente se deja de construir cuando la producción total de los cinco años había superado las mil unidades. El automóvil en este rally no tuvo mucho éxito, pero si se destacó en las 24 horas de Le Mans, donde ganó varias veces su categoría, gracias a su poco peso derivado del monocasco. Esta solución innovadora, fue descartada para su siguiente vehículo, el Elan, ya que Colin quería un descapotable, por lo que tuvo que recurrir nuevamente al chasis tradicional.

Para cerrar un pequeño video, y las fotos correspondiente al fascículo número 94 de “Les Voitures Mythiques” editorial Altaya, edición Francia. Como consejo les digo que traten de no darle de comer tanta porquería a vuestras PC. He tenido suerte y pude recuperar casi todo. Hay un solo archivo que no encuentro. Se llama “autos” y era un hermoso listado en Excel, con todos los autos que tengo y sus especificaciones. Algo así como unas 15 hojas de cálculo… Se aceptan risas.

Saludos y prometo ponerme al día con vuestros blogs.

sábado, 18 de agosto de 2012

Super Autos


El viernes, cuando vuelvo del trabajo, es uno de los mejores momentos de la semana. Es ahí cuando tengo un tiempo y me dedico a escribir en el blog. Y este viernes no ha sido la excepción. Más con estas lluvias que han hecho que este Agosto sea el más lluvioso en la historia y recién pasamos la primera quincena. Así que llegué, me sequé, me instalé y empezaron los problemas.

Es cierto que la pc venía avisando, pero de ahí a no querer encender y pedirme que instale todo de nuevo hay un largo trecho. Lo primero que pensé fue ¿Cuántos archivos perdí? ¿Todas las fotos? ¿Los archivos de la facultad? Es mejor no pensar y creer que hay suficientes back up.

Tratando de no desalentarme mucho, opté por enchufar la vieja pc que dormía en una caja. Y es emocionante ver como se prende el monitor!!!! Pero claro que no reconocía Internet. Pero, siguiendo con el optimismo del viernes, me dije no importa, escribo, saco fotos y después lo publico. Y mientras que me decidía a que modelo publicar, empecé a sentir cierto olorcito no muy agradable, al tiempo que la pc emitía un humo blanco no muy confiable.

Como deducirán me quedé sin pc. Ni una ni otra, nada de nada. Así que me decidí a contarles que no habría entrada esta semana cuando recordé que en la cámara había unas fotos sin publicar, que eran para más adelante. Entonces, ¿Qué mejor que ante tantas dificultades tecnológicas, pedir un poquito de ayuda a nuestros súper héroes?

El primero es del Sorprendente Hombre Araña. Y como puede ver, está su auto junto al de Venom, su otro yo y también lo acompaña el Dr Doom.


Ahora vienen los X-Men, Wolverine y Cyclops.


Les presento a dos de los Avengers: Thor, obvio que en una camioneta para llevar el martillo y el Capitán América.


Sigamos con Los Cuatro Fantásticos. Aquí tiene para elegir. En el medio esta el de Silver Surfer. Yo por lo pronto no quisiera cruzarme con la Mole.


Tampoco me gustaría tener una discusión con el Increíble Hulk, porque me encerró con su pequeño auto....


Ahora le toca el turno a DareDevil, que no me pregunten como hace para manejar.


Para no ser menos, y ponernos a la moda, el último Batimóvil del encapotado.


Y de postre mi héroe favorito, el Mach 5.


Todos estos son modelos son 1/64. Hay Majorette y Maisto, excepto el Mach 5 y el Batimóvil, que era de mi sobrina, hasta que en un descuido lo perdió....
Y si pregunta por las figuras, son todas de los chocolatines Jack. ¿Acaso me va a decir que no los conoce?

Bueno, espero pronto dar con el auto de Ironman ... 

Saludos, buena semana y hasta que vuelva a tener pc!!!!!!

sábado, 11 de agosto de 2012

Tuk tuk (1980)


Creo que una de las características que tienen los automóviles es que reflejan al ser humano. Hace algunos años había una publicidad de combustibles donde se veía el auto según la característica de la persona. Estaba la coupé para el soltero, la rural para toda la familia, la moto para el rebelde, o el pequeño coche para la mujer. Y creo que a los que tenemos la oportunidad de tener un automóvil, hemos comprobado que es así, que cada auto nos acompaña en nuestras vidas. Pero me parece que va más allá de cada persona y que cada auto tiene que ver con cada sociedad. ¿O alguien puede pensar, que en Buenos Aires se puede llegar a ver este Tuk tuk de 1980? Lo dudo mucho.


Imaginen a este vehículo prestando servicio en Berlin. O a una Ferrari por las calles de Bangkok. Hasta hace unos años, en Rusia, no había otros modelos que los propios. Y pasear con un Audi en Cuba es una utopía, más allá de las banderas políticas. El auto siempre va a estar al servicio de la sociedad, y es esta quien va a definir el diseño, las formas o los colores. De ahí el éxito y el fracaso de un mismo modelo en polos opuestos del planeta. Hay que admitir que la globalización ha hecho que haya menos diversidad de mercados, sin embargo hay nichos que siguen siendo exclusivos de un producto. Sino pregúntenle al Tuk tuk....



El inicio de este estilo de motorización no es otro que la tracción a sangre. A sangre humana... Porque los antecedentes hay que buscarlos en el “rickshaw”, que son esos carros para dos pasajeros, tirados por una persona. De ahí el nombre, que proviene del japonés Jinrikisha que quiere decir: “carruaje cuya fuerza la constituye un hombre”. Pero obvio que la eficiencia no era buena, porque rápidamente una persona se cansa de llevar 150kg. A estos les siguieron los carros tirados por una bicicleta, llamados “Samlor”, que aún subsisten como atractivo turístico en algunas ciudades y en otras, como única alternativa de transporte.



Pero a todo le llega su modernidad. Finalizada la Segunda Guerra, ya vimos como en los distintos países de Europa surgieron varios autos populares, como el Renault 4, el Citroën 2CV o el Volkswagen. En Italia, a la marca de motocicletas Piaggio, se le ocurrió construir un ciclomotor con dos ruedas traseras, para el transporte de pequeñas mercaderías, el cual fue comercializado bajo el nombre de VespaCar o TriVespa. Eran motorizados por un pequeño motor de 50cc, contaban con dos puertas delanteras, o ninguna, mantenía el manillar de moto, y era muy eficiente para desenvolverse en una ciudad que todavía pugnaba por resurgir.

Este vehículo pronto llegó a Asia, donde había un problema con los Samlor. Al ser lentos los carros tirados por una bicicleta, el tráfico era constantemente entorpecido por estos vehículos, así que en las grandes ciudades se decidió que los mismos sean prohibidos, dando paso a loa “Auto rickshaw”, que no eran otros que los VespaCar, adecuados al nuevo rubro de taxis. Como verán, eran épocas que poco importaba la contaminación, el ruido y todo eso que hoy hace que se fomente el uso de la bicicleta....

En la década del cincuenta, Piaggio firma contrato con su principal importador, la fábrica india Bajaj, para construir sus propios Tuk tuk, puesto que había conseguido el permiso del gobierno local, para la instalación de nuevas fábricas. Este fue el paso definitivo, para una verdadera explosión demográfica de estos vehículos en toda Asia. Millones de Tuk tuk, cuyo nombre se debe al sonido de su motor, movilizaron a todo el continente. Y de Asia llegaron al mundo. Hay países de América que lo tienen tímidamente y en países de Europa tienen un fin turístico.

Hoy en día, este “automóvil” se sigue fabricando y vendiendo por millones, pero las nuevas reglamentaciones, de a poco van marcando nuevos rumbos. Otra vez se pone en tela de juicio la lentitud del mismo y el entorpecimiento que provoca en las grandes ciudades. Otro punto muy discutido es la contaminación. Ya hay proyectos de “Auto rickshaw” a gas o eléctricos, que dejarían de hacer su típico ruido Tuk tuk. Y el último punto cuestionable, es la escasa seguridad para sus ocupantes, ya que no es obligatorio el casco, ni el cinturón de seguridad, inútiles en caso de cualquier colisión...



El modelo que les dejo, es un Tuk tuk de Thailandia, correspondiente al número 27 de la colección “Taxis del Mundo”, editorial Altaya, edición Argentina. Les recomiendo el video, recorriendo Barcelona.

Y recuerden que este domingo es el día del niño, así que tenemos una nueva excusa para comprar otro modelito a escala....

Saludos!!!!!!

viernes, 3 de agosto de 2012

Toyota 2000 GT (1968)


Los japoneses, siempre nos han enseñado como ser pacientes para hacer las cosas de la manera correcta. Y la industria automotriz no ha sido la excepción. La oriental, es una de la industria más joven en el ámbito automovilístico, y sin embargo hoy están en el primer lugar en producción y en ventas, a la vez que han ganado Mundiales de Fórmula Uno tanto de pilotos como de constructores. Han arrasado en los mundiales de rally y se han hecho también con la mítica 24 horas de LeMans. Y uno de los primeros modelos, que hizo que los ojos del mundo se poseen en el mercado oriental, fue el Toyota 2000 GT de 1968.

Todo se inició cuando Sakichi Toyoda funda su empresa en 1895, para la fabricación de telares, actividad que continúa en la actualidad. Recién en 1933 se crea una división automotriz, para empezar en 1935 a fabricar el primer auto, llamado Modelo AA, muy similar al Chrysler Airflow, ya que por esos años, muchas empresas americanas, tenían convenios con los japoneses, para incursionar en el nuevo mercado. Claro que a fines de la década del 30, vinieron las restricciones comerciales y después la Segunda Guerra que acabo con todo tratado.

Finalizado el conflicto bélico, la fabricación de automóviles se basó, en pequeños compactos ingleses, como por ejemplo el Hillman o Austin, hasta que en 1955 vio la luz el primer Toyota japonés: el Toyopet, muy similar a un Opel o Simca de la época. Como se imaginaran, carecía de grandes lujos y performance, pero totalmente confiable y robusto se convirtió en el preferido de los taxistas, lo que hizo que este modelo fuese un éxito de ventas, al punto que fue exportado a varios países, incluido EE.UU., con su versión Crown.

Y hablando de las denominaciones, a partir de ese momento surgieron nombres que siguen hasta la actualidad, todos con un significado similar. Crown significa “corona” en inglés, el Corolla es en latín una “pequeña corona”. Camry, es la fonética de la palabra japonesa kanmuri, que significa “corona”. Y obviamente, no hace falta aclarar que también existe el Toyota Corona. Obviamente, hubo muchísimos más modelos de la marca nipona, pero los más conocidos a nivel global, son los derivados de estos nombres.

Pero volviendo al auto que nos acompaña, fue presentado en el Salón de Tokio de 1965 y se lo considera el primer súper clásico japonés. Su diseño es obra Satoru Nozaki, aunque algunos se empecinan en darle crédito al Conde Albrecht von Goertz, que en ese momento le daba formas a un prototipo Yamaha, empresa que terminaría dando su aporte en las tapas de cilindro del motor de 6 cilindros  y 2 litros de cilindrada. De ahí la confusión.

No es nuevo decir, que las formas retrotraen al jaguar E Type, pero el auto suma detalles, que lo hacen tan indiscutido como al inspirador auto inglés. El detalle de los faros retráctiles, el largo de las puertas superando el parante del parabrisas, los típicos espejos orientales en los guardabarros delanteros o las diminutas ventanillas traseras, hacen un conjunto que le da su propio carácter al producto japonés. Lo mismo sucede con los detalles deportivos, como la tapa de combustible o las llantas con tuerca central.

En 1968, aprovechando que Carroll Shelby no pasaba por una buena relación con Ford, se le encarga el proyecto de competir en el Campeonato SCCA (Sport Car Club of America), con el fin de promocionar no solo al nuevo producto sino también a la marca. Se le enviaron tres unidades, con el fin de alistar dos para los pilotos Dave Jordan y Scooter Patrick quienes obtuvieron el tercer y cuarto puesto final en el campeonato, de la mano de 2 victorias, 4 segundos puestos y 3 visitas al último escalón del podio. El proyecto fue desestimado para el año siguiente, ya que las ventas no crecían, pero se había logrado establecer a Toyota como marca importante en el nuevo mercado.

El auto que vemos es el manejado por Dave Jordan, y corresponde al número 72 de la revista “Car Collection”, editorial DelPrado, Edición Española. También les dejo un video y les recomiendo que visiten a Panorama del Automotor, donde van a encontrar fotos del auto de calle y un video con Bond, manejando un convertible, hecho exclusivamente para la película “Solo se vive dos veces”.

Saludos y nos vemos!!!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad