miércoles, 26 de enero de 2011

Lola Ford T93 (1993)

“¡Ladies and gentlemen, start your engines!!!!”. Si les gusta un poco el automovilismo saben de que se trata. Son las palabras que dan inicio a las míticas 500 millas de Indianapolis, válidas por el Campeonato Estadounidense de IndyCar.
Vamos a recorrer el campeonato de 1993, junto al campeón de dicho año, el ingles Nigel Mansell y su Lola Ford T93.
 
Mansell nació en Worcestershire, Inglaterra el 8 de agosto de 1953, e hizo sus primeras carreras en kart y en monoplazas de la formula Ford. En 1980, el equipo Lotus de fórmula uno lo fichó para una temporada muy dura, donde no llego a puntuar y salió con quemaduras en su espalda en el debut en la máxima categoría.
 
 En 1981 obtiene sus primeros puntos en el Gran Premio de Bélgica. Sin embargo la muerte del constructor Collin Champan, pareciera que lo maldice y jamás llega a ganar con la escuadra Lotus.

En 1985 pasa a la escudería Williams, que con los motores Honda le dan la posibilidad de conseguir su primera victoria en el Gran Premio de Europa, en lo que era su presentación número 72.
En 1986 obtiene 5 victorias y se le escurre el campeonato a manos de Prost, cuando en la última carrera, yendo a más de 300 km/h, el reventón del neumático trasero hizo añicos la ilusión del campeonato.

En 1987 se alza con el primer puesto en 6 ocasiones, sin embargo a falta de regularidad, el campeón es su archirival y compañero de equipo, el brasilero Nelson Piquet.
En 1988 Williams pierde los motores Honda y eso se ve en que el británico, no obtiene ninguna victoria.
Para 1989 y 1990 fichó para Ferrari donde vuelve a la victoria en 3 oportunidades, pero la lucha interna con su compañero, el francés Alain Prost, fuera de las pistas, lo desgastan al punto de barajar la posibilidad de retirarse del automovilismo.

En 1991 vuelve a Williams, que contaba con los veloces motores Renault pero que eran poco fiables. Es por eso que a pesar de ganar en 5 oportunidades es subcampeón, detrás del brasilero Ayrton Senna.
En 1992 llega la gloria completa. Con 9 victorias se alza con el ansiado trofeo de Campeón de la Formula Uno.

En 1993 la sorpresa: deja la Formula Uno!!!! El campeón se entera que Williams estaba en tratativas con Prost y el inglés no quería volver a vivir la experiencia de Ferrari. Es por eso que se va a EEUU a disputar el campeonato de IndyCar. Y no le pudo ir mejor. En su debut marca la pole y victoria, tercero en las 500 millas de Indianápolis y campeón al final del año con 5 victorias en total a bordo de su Lola Ford T93.

Nos acompaña en esta ocasión, la réplica del fascículo 24 de “100 Años de Sport Automóvil” de la editorial Altaya, edición Argentina.

Gracias y hasta la próxima semana!!!!!!

6 comentarios:

  1. Te persigue el 5!!!!!

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  2. muchisimas gracias x el aporte vasco,,

    ahora lo de la cancion me mato,,,,
    bueno para algunos k saben sentir la musica,,
    vamosss

    ResponderEliminar
  3. Tenga en cuenta que la canción fue por ud!!!!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. El Legendario Champ Car de la IndyCar/CART World Series de Nigel Mansell, genial...

    ResponderEliminar
  5. Kiubi, muchas gracias!!!! Si, es el legendario auto de Mansell de la Champ Car, en la que para mi, era la mejor época de la categoría americana.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad