jueves, 8 de mayo de 2014

Ferrari 500 F2 (1951)

Cuando uno compra una réplica de un auto de carreras, no solo busca que refleje el modelo lo más real posible, sino también que muestre ese momento de la historia, que pretende recrear. Uno pretende que el automóvil sea de tal piloto, por una cuestión de afinidad y que la decoración reviva ese instante del deporte motor, con su gloria o su derrota. Hay veces que nos hacemos de una miniatura sin importar el piloto, ya que lo que nos gusta es el automóvil. Después habrá tiempo para buscar la historia de esa carrera. Claro que a veces se hace dificultoso, como en el caso de esta Ferrari 500 F2 de 1951. A buscar por favor…

El tema es así, la caja original de Brumm dice en su exterior: “Ferrari 500 F2 – 180 HP 1951 – 1953”. Todos le ponen como piloto al italiano Alberto Ascari, máximo ídolo de la península que en 1952 se coronó campeón a bordo de esta máquina y repitió campeonato en 1953 con el mismo modelo. Pero hay un detalle, el malogrado Ascari, nunca utilizó el número 34, manejando una Ferrari 500 F2.

En la historia de este modelo, solo tres veces utilizó el número 34. En 1953, en el Gran Premio de Alemania, el local Kurt Adolff lució en sus dorsales la esquiva cifra. Apenas pudo dar tres vueltas en la Ferrari que se detuvo con la transmisión rota. Pero esta miniatura no es la de él, ya que en esta ocasión, el automóvil lucía dos colores. A su clásico color rojo, se le sumaron unas líneas blancas, así es como descartamos a Kurt.

Un año antes, en 1952, hubo dos ocasiones donde se encontraron la Ferrari y el 34. La primera fue en el Gran Premio de Bélgica, donde también el privilegio recayó en un piloto local. Se trató de Charles de Tornaco, quien finalizo en la séptima posición a 3 vueltas del triunfador, su compañero Alberto Ascari. El pequeño inconveniente, es que en este caso, la Ferrari era amarilla.

La última chance que tenemos, es en el Gran Premio de Francia del mismo año donde el suizo Rudi Fisher estaba inscripto para la carrera con el número 34, pero al parecer numerosos problemas lo llevaron a compartir la máquina número 36 con su compatriota Peter Hirt y tuvieron que abandonar en la vuelta 33. Entonces, como el auto no fue de la partida, por ahora, es imposible encontrar un documento fotográfico, que atestigüe que esta réplica es la que hoy estamos viendo.

Para arrojar un poco más de confusión, por aquellos años había más carreras de Fórmula Uno sin puntos, en las que participaban todos los pilotos de renombre, que las tradicionales que integraban el Campeonato formal. Así es como Farina se presentó en 1952 en el Gran Premio de Pau con la Ferrari 500 F2 número 34, pero no pudo largar. También Fisher lo utilizó en el Gran Premio des Sables de ‘Olone donde tuvo que abandonar la prueba.

Al año siguiente Roger Laurent lo utilizó en el Gran Premio des Frontiers, saliendo segundo y Kurt Adolff en el Gran Premio Internationals Avus Renner debió abandonar luciendo el buscado 34 en sus laterales.

Así, agotadas todas las instancias, es que me doy por vencido por saber de quién es este auto. Pero, averiguando se me armó más lío. Luego de ganar por primera vez en 1951 con la Ferrari 375, Ferrari desarrolló el modelo 625, que llevaba un motor de cuatro cilindros y 2.5 litros de cilindradas, con miras al Campeonato de 1952. Pero el reglamento cambió y solo se habilitaron los autos de Fórmula Dos, es decir con motores hasta 2 Litros.

Entonces el motor se achicó hasta el nivel reglamentario manteniendo el chasis y las suspensiones y así nació la 500 F2 en las postrimerías del ‘51. Por lo que se puede encontrar en internet, el primer año carecía del caño de escape largo, algo que recién apareció el año siguiente. Para 1954, vuelve el reglamento de la F1, y entonces se reubica el motor original y así hace su debut la Ferrari 625, que exteriormente es igual a la que estamos viendo.

Y en ese año de 1954, Alberto Ascari manejando una 625 en el GP de Monza debe abandonar ante sus compatriotas, cuando una válvula provoca un fallo ineludible en el motor, mientras que Juan Manuel Fangio y su Mercedes siguen rumbo a la victoria. Obviamente, el número de Ascari era el 34.

Entonces, los más entendidos, deben dilucidar quién fue el piloto de esta Ferrari 500 F2 o si es en realidad la 625 de Ascari. Por las dudas, en el video pueden ver la 500 F2

Saludos y si pierden el rumbo, usen un par mil.

23 comentarios:

  1. En todo caso no te confíes, los editores de las miniaturas a veces cometen fallos de documentación.
    Siempre es un gusto reencontrarse con esta miniatura, creo que debe ser de las más representadas en la historia del Diecast.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es verdad, por el lado de model best yo he visto catalogos sobre fotos reales trucadas para que se parezcan a los autitos que vendían.

      Eliminar
    2. Hola Antonio!!!!

      Es cierto, para mí, el que tiene la suerte de decidir que miniatura se va a fabricar, se debe encontrar con grandes fallos, cuando ve el modelo terminado....

      Pero la miniatura no tiene la culpa de ser una indocumentada....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  2. Si no se me hubiera dado por mi colección actual estaría coleccionando este tipo de autos cigarro... Sin duda alguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cabo!!!

      La verdad es que estos autos tienen lo suyo. Si un día decide ampliar su colección, yo le mando uno de regalo.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  3. La cosa se complica al comprobar que Alberto Ascari en realidad era una mujer.
    Su nombre real era Alberta Ascari y estaba de novia con Kurt Adolff, quien en realidad era hijo de Rudi Fisher, hermanastro político de Roger Laurent.
    Todos en algún momento anduvieron con el fatídico auto 34 que siempre reventaba antes de terminar la carrera y en algunas oportunidades antes de largar.
    Lo que pocos saben es el motivo de tanta mala leche con el auto, y por suerte Gaucho Man está aquí para iluminarlo.
    El auto tenía serios problemas de refrigeración debido a una pérdida en el radiador, un agujero esquivo que nadie supo reparar y que su miniatura reproduce perfectamente.
    Aclarado el punto, sólo me queda felicitarlo 34 veces por la investigación.
    Y por el autito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaucho!!!!

      Gracias por cubrir todo con un halo de claridad pocas veces visto (gracias a Dios)
      Y también gracias por las felicitaciones. Solo hay que saber a que páginas web visitar....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  4. Es todo un tema, pues en esos años la numeración cambiaba en cada carrera, no como la conocimos nosotros en que se mantiene todo el año la misma.
    Para peor tampoco ponían el nombre del piloto en el auto como es tradición ya hace décadas.
    La miniatura es un clásico, Brumm es al 1:43 lo que Bburago es al 1:18 para el que se inicia en el coleccionismo.
    Y curiosamente ambas marcas italianas, veramente fatto in italia, China va fangulo!!.
    Yo tengo la misma, aunque volviendo al tema, ni recuerdo si es #34 o no jajaj.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Orange!!!!!

      Por favor, dígame que número tiene su Ferrari!!!!!!!
      También hay que sumar, que en los bajos de la miniatura no figura de que auto se trata. recuerdo que hace unos años, (muchos) uno veía estos autos en la vidriera fuera de la caja, con una etiqueta en sus bajos con el nombre del auto, puesto que el vendedor desconocía de que se trataba y podía confundirlos fácilmente....

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  5. Parece que los dos estamos en la misma onda, esta semana yo tambien posteo sobre un Ferrari.

    Ha hecho un gran trabajo detectivesco, aunque suscribo la teoria de Antonio, de que se trate de un caso de falta de rigor historico.

    Sublime el museo Ferrari, quien lo pudiera visitar algun dia!

    Saludos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi!!!!!

      Si, esta ha sido una semana roja. Y seguro van a venir varias más.

      Para mí también. Alguien debe haber visto el número 34 y le gustó y acá lo tenemos...

      Esos museos son para visitarlos a todos!!!!! Quien tuviera la suerte....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  6. No se gaste Vasco, si es un Brumm, seguro que está todo mal...
    Número, piloto, modelo...
    Brumm, debería ser Vrumm...
    Abrazos!
    PD: Muy buen modelo, un gran faltante en mi vitrina. También me puse a buscar información, y no hay ningún nº34 rojo entero. Hasta encontré foto de ese 34 que no largó Rudi Fisher en Francia 1952, y es rojo y blanco.
    PD2: Anote Vasco, acá está la papa: 1952 Pau Grand Prix, Nº 34, Piero Scotti, abandono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh!!!

      La verdad es que me gustan los modelos de Brumm, más allá de los errores. Si tengo Bburagos como no voy a tener Brumm....

      Pudo haber sido Scotti, como los otros pilotos que te nombro, cualquiera de los 5, que corrieron esas carreras sin puntos para el mundial, lució el 34 en una Ferrari 500.
      En Spa, en el 52, Charles de Tornaco, corrió con la Ferrari de dos colores, como la de Fischer que vos nombras, pero hay fotos en los boxes durante los días previos y la Ferrari,era toda roja,y presentaba de manera preliminar, el 34 en color negro.

      Respeto lo que dice Brumm que es la 500, pero me inclino a que la idea era recrear la 625 de Ascari del 54 en Monza. Brumm es italiana, y qué mejor que presentar un auto italiano en un circuito italiano con un ídolo italiano?....

      Saludos y a seguir buscando!!!!!!!

      Eliminar
  7. Aunque la historia sea algo imprecisa, el auto se ve de maravillas. Tal vez el editor solo quiso hacerlo lucir lo mejor posible. ..uups !!
    O.. tal vez así lució exactamente antes de cambios de último momento, como a veces suele suceder.

    Grandioso el gran cigarro, en palabras del Cabo.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eddie!!!!!

      Yo creo que lo hicieron, y cuando fueron a confeccionar las cajas, alguien dijo: "es una 500" y ahí quedó el error. Alguna vez lo vamos a averiguar.

      Lindo habano!!!

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  8. Siempre existe el riesgo de que la editorial meta la pata hasta tal punto de crean un nuevo modelo que ni siquiera llego a ser un prototipo de la propia firma de autos.

    Sea como sea esta es una muy buen pieza y interpretada hasta en la saciedad por infinitas firmas

    Un saludo

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Seat!!!!

      Hay veces que ante el fallo del constructor, nos topamos con una pieza que el tiempo convierte en rareza. No es este el caso, pero de la ilusión vive el hombre....

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  9. Ferrari 500F2 n. 34 - G.P. Pau 1952 - Pilota Piero Scotti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola

      Si, también puede haber sido ese modelo, aunque prefiero pensar que es de F1 y no de Fórmula 2.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
    2. Hola Vasco,
      en 1951 (septiembre?) la Federación Internacional de Automovilismo, considerando el aumento de costos y la ausencia de competidores serios a los Ferrari, decidió que las siguientes dos temporadas del campeonato se compitieran usando los autos con motor de 2 litros de la Fórmula 2. Desafortunadamente, la medida afianzó el dominio italiano con los revolucionarios 500 del equipo de Enzo Ferrari, proporcionando a la leyenda italiana Alberto Ascari sus dos campeonatos en 1952 y 1953.
      Ciao, Fabio


      Eliminar
    3. Hola Fabio,

      Gracias por todos los datos. Siempre es muy bueno recibir todos los aportes.

      Saludos!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad