sábado, 9 de julio de 2011

Rondeau M379B (1980)

Quien disfruta de las competencias automovilísticas, siempre termina tomando parte por una u otra marca. Tal vez, con la que le recuerda su primer automóvil o aquella con la que aprendió a manejar. También sucede, que uno toma partido por el más débil, ya sea por simpatía o por el hecho de tratar de ver una victoria, al mejor estilo de David contra Goliat. Claro que, en una contienda como Le Mans, ganarle a las grandes empresas es utópico. Por suerte para todos, Jean Rondeau pensó que esto era posible y construyó el Rondeau M379B de 1980, para ser el único, hasta este momento, en ganar la más extenuante de las carreras, con su propia creación. Veamos como hizo.

Jean Rondeau nació precisamente en Le Mans en 1946, en una Francia que trataba de dejar atrás el horror de la guerra, pero que a causa de la victoria, se erigía con fuerza y dinamismo. Su primer contacto con el automovilismo fue en 1968 a través de la Fórmula Renault, para pasarse luego a los autos de turismo, donde obtuvo diferentes victorias tanto en trepadas como en circuitos a bordo de un Renault Alpine.
En 1972 hace su debut en las míticas 24 horas a bordo de un Chevron B21 Ford, compartido con Brian Robinson, quienes tuvieron que abandonar por fallas técnicas. Al año siguiente maneja un Porsche 908 acompañado por Christian Poirot pero no logran clasificar. En 1974, repite dupla y vehículo y por fin logra terminar la competencia, aunque lo hace anteúltimo, en el puesto 19. Un año después, se une a Claude Buchet para pilotear un Mazda S124A, que por problemas en la planta impulsora, no logra ver la bandera a cuadros.

En 1976 se asocia a Ford para crear la escudería Inaltera y junto a sus compatriotas Beltoise y Jaussaud logran finalizar en el puesto 21, piloteando el Inaltera GT. Para el año siguiente presenta el Inaltera LM77 y en compañía de Jeannot Ragnotti logran un excelente cuarto puesto.
En 1978 funda su propio equipo Rondeau y presenta el M378 con motor Ford, arribando al noveno puesto en la general, esta vez acompañado por Darniche y Haran. Para el año siguiente tiene preparado el M379 y en compañía nuevamente de Harán deben retirarse por un fuera de pista. Sin embargo, el automóvil había demostrado tener grandes cualidades para la competencia, por lo que la dupla Ragnotti – Darniche logran un estupendo quinto puesto.

Por fin llega 1980, y el nuevo auto es una evolución del anterior, y se lo denomina Rondeau M379B. Se presentan tres vehículos en la línea de largada: el número 15 de Pescarolo y Ragnotti con la pole position; el 16 de del propio Rondeau y Jassaud en el quinto puesto de largada y el número 17 de Spice, Phillippe y Martin en el cajón número nueve. Si bien no había un equipo oficial, los distintos modelos de Porsche eran de temer, siendo el equipo Martini con el 908/80 de Jackie Ickx y Jöst Reinhold la punta de lanza de los autos de Inglostadt. También había modelos 935 y 924. Ferrari estaba presente con la 512 BB, BMW con el M1 y también eran de temer los WM Esso motorizados por Peugueot.

El sábado 14 de Junio, si bien amanece con sol, en el horizonte se divisaban unas nubes que hacían predecir la presencia de la lluvia en el circuito de La Sarthe. A las 16, hora de largada, la llovizna es leve, pero una vez los autos en movimiento, la lluvia se incrementó notablemente por el termino de las dos primeras horas y los pilotos tomaban todos los recaudos posibles, debido a lo extenso de la batalla. A la medianoche el autor de la pole debe abandonar por problemas en la culata del motor, mientras que en la punta se alternaban el Porsche 908 y el Rondeau número 16.

Así es como continúa la segunda mitad de la carrera y una mala estrategia del equipo Martini, deja el camino libre para que Rondeau logre la gloria. El restante M379B logra un excelente tercer puesto. Esta es la historia de una escudería, que en rol de Cenicienta encantó a todos, ensombreciendo a los gigantes de entonces.

Espero que disfruten del video, y de las fotos correspondientes la la réplica del número 45, de la colección de “100 años de Sport Automóvil”, editorial Altaya, edición Argentina

Saludos y feliz día de la independencia!!!!!

2 comentarios:

  1. Vasco, este Rondeau es uno de los autos más bellos de "100 años..."; recuerdo ese 1980, y mi alegría porque "David" (Rondeau) había podido vencer a "Goliat" (Porsche).
    Acá dejo el link de mi blog con fotos del auto real:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/01/054-rondeau-m379b.html
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh!!!
      Como tu dices, este auto pudo vencer a las grandes marcas, algo que Rondeau busco por mucho tiempo. Y lamentablemente Jean, tiempo después fallecía, y Rondeau desaparecía. Una historia triste, con un capítulo glorioso como pocos.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad