sábado, 16 de julio de 2011

Skoda Fabia WRC (2003)

A través de los años, hemos visto como las fábricas realizan su vida de la mano de la historia. Ya sea como se desenvuelven en medio de las crisis y guerras, o como también lo hacen de acuerdo al régimen político al que están sometidas. Una empresa nacida en el este, seguramente se habrá desarrollado comercialmente, menos que una europea o americana. Sin embargo, siempre existe la excepción a la regla. Y en este sentido la más emblemática es Skoda, quien ha trascendido la vieja cortina de hierro, para ser una marca establecida en el mundo. Como ejemplo vamos a ver al modelo Skoda Fabia WRC de 2003.

Skoda es una de las marcas más antiguas en la industria automotriz. Sus inicios son de mediados de la década del 1890, y como toda empresa de ese entonces, brotó de las necesidades y espíritu emprendedor de uno de sus fundadores. Todo comenzó cuando el librero y por entonces ciclista, Václav Klement, al no poder encontrar repuestos para sus bicicleta, escribió una carta a la fábrica de su bicicleta, la alemana Seidel y Naumann, pidiendo las piezas necesarias para la reparación.

Lamentablemente, o no, la única respuesta fue una carta en alemán, diciendo que si necesitaba algo se comunique a través de este idioma. Klement, herido en su orgullo nacionalista, se une a otro ciclista llamado Václav Laurin, para abrir su propia fábrica y comercio de reparación de bicicletas. ¿El nombre de la nueva fábrica? Orgullosamente se llamaba Slavia.
A fines del siglo XIX, adquieren una motocicleta francesa Werner Brothers, la cual les despierta el interés en el nuevo invento del motor de combustión interna. Como no podía ser de otra manera, comienza la fabricación de este nuevo vehículo, con el cual tienen un gran éxito al lograr una exportación de 150 modelos a Inglaterra, siendo considerados en los países del este, como el primer fabricante de motocicletas.

El crecimiento no se detenía, y prontamente vino el primer automóvil en 1905, el “Voiturette”, que hace que la empresa se posicione como la más importante del Imperio Astro Húngaro, ya que sus exportaciones, alcanzaban distintas partes del planeta, incluso llegando a Japón. La expansión se hace vertiginosamente, y la compañía se transforma en una sociedad por acciones. Surgen distintos modelos como el “Phaeton” o el modelo “S”. Y la ya constituída empresa, con el advenimiento del primer armisticio, fabrica motores para la aviación y luego para el agro. Al final de la Primera Guerra, para fortalecer su posición, se unen a la gran industria Skoda Pilsen y de ahí toman su nombre y cambian el logo “LK”, por la conocida flecha alada.

A través del paso del tiempo, Skoda es una de las pocas empresas del “este” que ha participado en distintas competencias deportivas del tipo rally. Desde la década del 70, se han visto sus distintos modelos: 110 Sport, 130 RS, 200 RS, Favorit, Felicia, Octavia y Fabia. Estos cuatro últimos modelos, vieron la luz después de 1990 de la mano de Volkswagen, cuando Skoda, pasó a integrar el grupo industrial alemán.

El Fabia se presentó oficialmente en el Salón de Frankfurt de 1999, en sus versiones hatchback de 5 puertas y sedán 4 puertas. La motorización comprendía distintas opciones. Los había nafteros de 1.0 litros de 54 CV, un 1.2 litros de 54 CV o 64 CV, un 1.4 litros de 68 CV o 80 ó 100 CV, y un 2.0 litros 115 CV. Los diesel eran un 1.4 litros de 70 ó 75 CV y un 1.9 litros de 64 CV ó 100 ó 130 CV. Todos ellos son de cuatro cilindros en línea, salvo los nafteros 1.2 y el diesel 1.4, que son de tres cilindros.

En competencias, debutó en el 2003, en el Rally de Alemania, con Didier Auriol y Tony Gardemeister a los mandos de sendos coches, luchando durante la prueba por un 5º y un 6º puesto, hasta el abandono de ambas máquinas. En Finlandia no les fue mejor ya que ambos también debieron abandonar. En Australia ambas duplas lograron concluir la prueba en el puesto 11 Tony y en el 12 el francés. En San Remo, Auriol repite posición y el finlandés debe abandonar por problemas de frenos. En Córcega, Gardemeister se ubica 11 y Didier, lamentablemente debió abandonar en la misma línea de largada, por un pequeño problema eléctrico, que no se pudo resolver, por la prohibición reglamentaria de poder abrir el capot del vehículo en esa zona.

Este último modelo, de Auriol en Córcega, es el que nos acompaña. Les dejó un video y las fotos de la réplica perteneciente al número 34 de la “Rally Collection”, editorial Altaya, edición Argentina.
Saludos!!!!!!!

2 comentarios:

  1. Qué lindo esta ése Skoda! ya estamos volviendo y visita obligada es pasar por aquí para ponerme al día de tus novedades.

    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Cabo!!!!!!

    Está lindo el Fabia, se lo ve mejor que al otro modelo Octavia, que prometo publicar.

    Saludos!!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad