sábado, 20 de agosto de 2011

BMW V12 LMR (1999)

Para una marca hoy tan prestigiosa como la Bayerische Motoren Werke, las 24 horas de Le Mans, nunca fueron un gran objetivo. Sin embargo, no podía faltar el galardón en su historia, teniendo en cuenta los palmares de su archirival Mercedes Benz. En consecuencia, cuando se puso la victoria como rumbo, el final no podía ser otro que el triunfo. Y para conseguirlo construyó el bólido denominado BMW V12 LMR de 1999. Helo aquí.

Para conseguir experiencia en esta maratónica competencia, en 1997 se asocia a McLaren, hoy aliada a Mercedes, y desarrolla el McLaren F1 GTR BMW y consigue un meritorio segundo y tercer puesto detrás del vencedor TWR Porsche WSC-95. En 1998, cuando Porsche cruzó la meta en primer lugar con su GT1, hacía su debut el BMW Motorsport con dos unidades del nuevo coche: el BMW V12 Le Mans, más conocido como V12 LM. Lamentablemente, ninguno de los dos vehículos vería la bandera a cuadros.

En 1999, la carrera presentaba un abanico de marcas con chance a la victoria. El favorito era el Toyota GT ONE, que el año anterior había visto escurrir la victoria a poco del final. El Panoz LMP Ford V8 era una gran amenaza luego de dos años de desarrollo. El coloso Mercedes Benz con sus CLR LM era una incógnita en busca de la victoria. Audi hacía su debut con el R8R Spyder y el R8C cerrado, buscando hacer experiencia. Desde el otro lado del atlántico llegaba el Riley & Scott Ford con pocas pretensiones de ser protagonista. Desde Japón aparecía Nissan con su R391 Nismo. También había presencia Ferrari, con una 333 SP particular lejos de la lucha por el triunfo. Y la casa bávara presentaba una evolución de su modelo anterior, el V12 LMR.

La 67ª edición de la carrera en La Sarthe produjo emociones días antes de su inicio. El miércoles antes de la prueba, el holandés Eric Van de Poele termina en el hospital después de destruir su Nissan, no pudiendo correr la prueba. El jueves, el hoy piloto de Red Bull, el australiano Mark Webber hizo un vuelo rasante cerca de la curva Indianapolis dañando seriamente la unidad. Solo el trabajo de los mecánicos hizo que el vehículo este listo el sábado por la mañana para las pruebas de tanque llenos. Sin embargo el sacrificio no tuvo su gratitud, ya que nuevamente en dichas pruebas, Webber despegaba literalmente, por segunda vez con su Mercedes CLR LM y luego de varias vueltas en el aire termina fuera de pista, perdiéndose la competencia, pero sin resultados negativos para el estado físico del piloto.

Una vez llegadas las 16 horas del sábado el Toyota poleman número 1 de Brundle, Collard y Sospiri tomó la punta de la competencia en compañía de su compañeros Boutsen, Kelleners y McNish seguidos de cerca por el BMW número 17 de Kristensen, Lehto y Müller. Cuando iban 75 vueltas, el Mercedes número 5 piloteado por Dumbreck repite el accidente de Webber, pero esta vez delante de las cámaras y termina fuera de pista, junto a los árboles. Por suerte, el milagro se repite y el piloto sale ileso. Una vuelta después llega la orden de retirar el vehículo restante y la casa Mercedes Benz, días posteriores, anuncia que se retira de las competencias Sport para siempre.

Para Toyota la suerte es esquiva y en la vuelta 90 sufre un pinchazo el auto número 1 con Martin Brundle a los mandos, destrozando la suspensión trasera y haciendo abandono de la prueba. Y ya el domingo, en la vuelta 173, Boutsen padece un accidente quedando atrapado media hora en su Toyota número 2 cuando sufre un fuera de pista en la chicana Dunlop. Los BMW, con el número 17 al frente, empiezan a creer que la victoria es posible. Sin embargo, cerca de las 10 horas del domingo, el BMW piloteado por Lehto se va de pista en la curva Porsche, cuando el acelerador se le queda trabado. Ahora la lucha estaba dada por el BMW número 15, y el Toyota restante, número 3, de los japoneses Katayama, Tsuchiya y Suzuki, quienes se acercaban al vehículo alemán.

Y cuando la diferencia era menos de un minuto, el reventón de un neumático hace que el equipo japonés se retrace en boxes, permitiendo que el BMW V12 LMR piloteado por Winkelhock, Martini y Dalmas se convierta en el primer modelo ganador de Le Mans de la casa bávara. Audi finaliza en tercero y cuarto puesto, por detrás de la tripulación oriental.

Les dejo un video de la carrera, la crónica de la competencia, perteneciente al número 1715 de la revista "Corsa" y las fotos de la réplica correspondiente al fascículo 35 de la colección "100 años de Sport Automóvil" editorial Altaya, edición Argentina.

Buena semana y feliz día el domingo!!!!! (Es una buena excusa para agrandar la colección....)

6 comentarios:

  1. De los primeros coches que me compré...aunque a 1/18. Por esto es uno de mis favoritos. Fue mi primer modelo de Le Mans.

    Saludos.

    Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Para mi es uno de los mejores, por lo que significa como historia: ser el primer BMW en ganar Le Mans.

    Gracias Manuel

    Saludos!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Xavi!!!!!

    Es un gusto tenerte por estos lados.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Los colores típicos de BMW a la orden del día con la sobriedad, impresionante modelo, suerte la tuya que pudiste hechar mano a ésa colección, por aquí también paso pero yo no sé en qué estaba pensando! jaja
    Espero que el domingo consigas algo!

    ResponderEliminar
  5. Siempre es bueno agrandar la colección. Por acá no salieron la de Dream Cars ni la de Mercedes. Y por ahora tampoco la del Rally de Montecarlo. Lo que consigo de esas colecciones, es a través de Mercado Libre. Deberíamos hacer intercambios!!!!!!

    Saludos Cabo!!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad