viernes, 14 de octubre de 2011

Renault Colorale Savane (1955)

Cuando vimos a la Volkswagen Kombi, decíamos que había surgido, luego de la Segunda Guerra Mundial, de la necesidad de un producto comercial. Y como a pesar de estar reservada a esa franja específica, prontamente la familia lo adoptaba y cambiaba el curso del destino. Ese ejemplo alemán, pero con otros resultados, también tuvo su equivalente en Francia, de la mano del Renault Colorale de 1955 que vemos a continuación.

A final del armisticio, la situación de Renault no era la mejor a pesar de la victoria de los aliados. A la destrucción de sus plantas fabriles, se le sumaba que Louis Renault, era acusado de haber ayudado a los alemanes. En realidad, lo que hizo fue tratar de salvar a su empresa y sus empleados, pero la delgada línea que separa, a un colaborador del enemigo, con una persona que solo trata de sobrevivir, era demasiado confusa para los franceses. Es por eso que Louis, condecorado con la Gran Cruz de la Legión de Honor por sus servicios en la Primera Guerra Mundial, es encerrado, y con evidentes signos de haber sido torturado muere en la cárcel en 1944 a la edad de 67 años. Meses después, la empresa es nacionalizada y pasa a llamarse Régie Nationale des Usines Renault. Luego de más de 20 años sus herederos son indemnizados por la indebida expropiación.

Pero volviendo a la compañía, los únicos modelos disponibles eran el 4CV y el Juvaquatre. Para comenzar la renovación se pensó en un vehículo comercial, ya que era lo más requerido por la reactivación europea. Pero como no había
posibilidades de hacer un vehículo para la familia, se pensó en adaptar el nuevo automóvil comercial a las distintas necesidades y surgió la idea del auto polivalente. Es así, como en 1950, es presentado el Colorale, cuyo nombre proviene de las palabras Colonia y Rurale ya que la idea era utilizarlo, tanto en las colonias francesas del África como en las campiñas rurales de Francia.

El frente recordaba al conocido 4CV, que competía con el Volkswagen “escarabajo”, y la silueta a los furgones americanos. El motor era el viejo pero confiable T85 de 2.382 cc que entregaba 48 CV que en 1952 fue llevado a 52 CV. Se ofrecían distintos tipos de carrocerías. Había una PickUp capaz de cargar 800 Kg. Una versión para 6 o 7 pasajeros de cuatro puertas llamada Colorale Prairie. Hubo una versión taxi, que no tuvo éxito, y fueron destinados a las rutas del Sahara con el nombre de “African Taxi”. También estaba la versión furgón, con solo dos puertas sin ventanillas traseras y la
versión Savane. La misma era un conjunto de todas las versiones. Poseía dos puertas delanteras, las traseras habían sido retiradas y se le instalaron unas inmensas ventanillas lateras sin vidrios, que venían equipadas con unas lonas para protegerse del castigo del sol. El parabrisas podía levantarse para mejorar la ventilación y el portón trasero se abría en dos mitades horizontales.

A pesar de todo este abanico
de disponibilidades, el Colorale no tuvo el éxito esperado, y luego de 7 años y 43.000 unidades fue discontinuado.

Esta es la historia de este particular vehículo multifunción. Les dejo un video del mismo y las fotos correspondientes a la réplica del número 17 de la colección “Taxis del Mundo", editorial Altaya, edición Argentina.

Saludos para todos!!!!!!

10 comentarios:

  1. Las llantas desprovistas de todo ornamento son un tesoro en sí mismas, dan para clonarlas y usarlas para dar más realismo a muchos autos.
    El vehículo en sí me parece extraño, es más gracias a éste modelo que presentas me entero de su existencia, fijate la similitud de la trompa con el Renault 4CV, deben ser contemporáneos seguro, hermosa pieza sin lugar a dudas.

    ResponderEliminar
  2. Cabo, no le voy a mentir. Yo tampoco lo conocía... Pero es una de las réplicas que más aprecio. Tal vez por lo rara en si misma, por el detalle de las valijas, las llantas o el parabrisas.
    Y si la trompa, es igual a la del Renault 4. Supongo que para esos años, era dificil encontrar un diseñador. Se arreglaban con lo que había.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Hermoso y pintoresco automóvil, uno de los taxis de Altaya mas lindos, sin duda.

    ResponderEliminar
  4. Coincido Tunning, es uno de los más llamativos!!!

    Panorama, que bueno que te haya gustado. Espero pronto ver las fotos de tus autos en miniatura.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Saludos Vasco, taxi muy interesante aparece aquí. los detalles como el equipaje en el techo son agradables. Y también el Lauburu calcomanía en la parte posterior :-)
    Erwin

    ResponderEliminar
  6. El auto en si, no dice mucho, pero los detalles hacen que sea un preferido. Las lonas en las ventanillas, el equipaje, el parabrisas abierto, las llantas...

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Vasco, me encanta este auto; lo más llamativo son las valijas en el techo, ¡como lucen!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Las valijas le dan mucho realismo y el color arena me hacen recordar al desierto. Es un lindo modelo que cada vez me gusta más.

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  9. se me había pasado este bicho,
    me encanta ese parabrisas abierto como una bandolera de ventana de lavadero (creo que así se dice: bandolera).
    y las ventanas con cortinita enrollada, ni qué hablar del equipaje.
    un regalo para los ojos, diga!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad