viernes, 3 de mayo de 2013

Auburn Boattail Speedster (1933)


Hoy les quiero mostrar un súper deportivo, una de esas coupés que en sus años le quitaba el sueño a más de un cliente y a más de uno de la competencia. La verdad es que no se trata de estos autos modernos que vemos hoy, como si se tratase de una nave espacial, sino que este modelo de velocidad pura, tiene más de 80 años. Es el Auburn Boattail Speedster de 1933. Agárrense bien fuerte.

La verdad es que no se cuando surgieron esta estirpe de automóviles exclusivos, para gente que quiere tener lo mejor de lo mejor. Pero este modelo que nos acompaña es un buen antecedente, de lo que hoy nos puede ofrecer una Ferrari, un Lambo o un Pagani. Si observamos atentamente, se trata de un dos puertas con un habitáculo solamente para dos personas. El pequeño parabrisas, muy inclinado, buscando perforar el aire con el mejor coeficiente aerodinámico de la época.
 
Tiene tanto lugar para el equipaje, como una Saleen o el último de los 911. Se trata de la puerta lateral detrás del acompañante, muy útil para llevar por ejemplo, los palos de golf. El auxilio va afuera, en este caso son dos, porque como se trata de un deportivo, se supone que va a andar muchos kilómetros a alta velocidad, y los caminos eran más que abrasivos y se devoraban todo el caucho de los angostos neumáticos. La carencia de espejos exteriores, denotan un orgullo por parte de los constructores, de no preocuparse por quien pueda venir detrás, ya que es imposible alcanzarlo.

Como todo deportivo que se jacte de tal, el motor debía acompañar tales pretensiones. Y Así fue como del primer 8 cilindros de 4.5 litros hasta un V12 de 6.4 litros. Aunque la versión más conocida fue la de 4.5 con un súper cargador, capaz de alcanzar los 160 km/h. Todo esto debía venir acompañado de una buena imagen provista por el incipiente marketing de la época, quien se encargó de que el modelo bata varios récords de velocidad en el desierto de Bonneville, para reforzar su nombre de Speedster.

Seguramente si seguimos indagando en esta clase de vehículos, podemos llegar a muchos años atrás, al auto de vapor por ejemplo, ya que la velocidad siempre ha sido una meta para el ser humano. La necesidad de comparar dos máquinas, para tratar de argumentar cual es mejor, es tan antigua como la máquina misma y es por eso que hoy seguimos viendo los mismo argumentos de hace 80 años, en las máquinas de última generación. Si no fuese así, a nadie se le hubiese ocurrido llevar un auto de cómo la Bugatti Veyron a más de 400 km/h…

Volviendo al Auburn, este modelo tiene sus orígenes, cuando Errett Lobban Cord, propietario de la firma que llevaba como nombre su apellido, adquiere las acciones de varias compañías con dificultades económicas como Auburn, Duesenberg y Lycoming en 1924. La idea que tenía para la Auburn era la de mantener autos exclusivos pero con aires deportivos, mientras que Duesenberg se encargaría de los autos de lujo. En 1925 fue lanzado el 8-88, que fue el primer antecedente de este modelo.
 
La producción siguió, aunque con distintos nombres hasta que en 1930, debido a las muestras que daba el vehículo se lo denominó 115 Speedster. Esta versión denominada Boattail por su forma trasera similar a la popa de un barco, es obra del el conde Alexis de Sakhnoffsky. Luego pasó a denominarse 125, bajo el slogan: "El automóvil de competición con la comodidad de un automóvil cerrado”. Toda esta exclusividad, estaba sostenida, por la elegante clientela de artistas de Hollywood que elegían a la marca Auburn.

Sin embargo, la suerte de estas marcas de lujo ya tenían su destino firme, debido a la gran depresión de fin de la década del veinte. La situación económica se hacía insostenible para los autos deportivos o de lujo, puesto que el mercado se había reducido considerablemente. A nuestro amigo Cord, la comisión de valores de EE.UU. lo puso contra las cuerdas, debido a ciertos manejos no del todo claro con las acciones, y la única salvación fue desprenderse de estas, lo que significó que en 1937, el fin de la Auburn entre otras marcas.

Este modelo que nos acompaña, se ofrecía a 2250 dólares y se fabricaron cerca de 500 unidades. Todas de ellas eran probadas en la fábrica y luego de ello, se le fijaba una chapa en el tablero, en el que se garantizaba que dicha unidad era capaz de alcanzar los 160 km/h. Marketing puro.

La miniatura es de Ixo, para la colección “Los más bellos coches de época” de editorial Altaya, edición España.

En el video, pueden ver otra jugada del departamento de marketing, en la persecución de una película de la época.

Saludos y no me arrepiento de este amor al Auburn.

19 comentarios:

  1. Y si, es un auto hermoso, destila elegancia y buen gusto por todos lados.
    La trasera es lo que mas llama la atención.
    James Hetfield, el cantante de Metallica, tiene uno de estos en 1/1.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tunning!!!!
      El auto me llama la atención por todos lados, aunque debe llamar más la atención con Hetfield al volante.....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  2. qué auto!
    con tanto blanco impone presencia como si fuera una escultura de marfil,
    sumado a detalles que derrochan estilo como ese parabrisas en v o esa cola de inspración nautica.
    casi casi que daría lástima usarlo, que no se ensucie.
    imagino el efecto que debió causar en esos años,
    otra que un veyron o un lambo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaucho!!!!
      Pensar que así grande y blanco, en aquella época era de glamour. Hoy le diríamos que es una heladera...
      Para mí el efecto, debe ser el mismo que hoy producen los súper deportivos. Admiración, envidia, y un dejo de arrogancia por parte de alguno de sus propietarios. Aunque tal vez, en aquellos años, solo se destilaban buenos sentimientos....

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  3. ¡Cada vez me gustan más los autos "Pre-Guerra".!
    Este más que deportivo, lo veo muy elegante, propio de artistas de cine como comentas.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xavi!!!!
      Somos dos. Si pudiera darme un gusto en el coleccionismo, solo adquiriría autos de la preguerra. Se lucen mucho más que los autos modernos.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  4. Muy bello, me gusta aun más viéndolo "de atrás", porque parece que lo estás mirando "de adelante". Ese "efecto engaño" es muy bueno (¡cuantas comillas!).
    Esta colección de rarezas de Altaya resultó muy interesante.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola "Juanh"!!!!!!
      Si, creo que lo que más llama la atención es la popa del auto, bien identificada con la náutica.
      Esta para mi gusto, ha sido la mejor colección. Lástima que acá solo salieron 14 autos....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  5. Digno representante de la aerodinamia primitiva, con más intuición que otra cosa se llegaban a autos como éste tan descomunales. Lindo modelo pegó, que tiempo hizo en el trayecto desde Lanús?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cabo!!!!
      Es cierto, en aquellos años, era todo por descubrir, no había ningún estudio y todo era intuición, pero hay que admitir que no estaban tan lejos....
      Desde Lanús, en 20 minutos llegamos. El tema sería si fuese desde Córdoba. Horas de envío, y a precios "bleu".....

      Saludos Cabo!!!!!

      Eliminar
    2. Y mas ahora que el Bleu que se esta yendo por las nubes.......imagineses lo que le hubiera salido ese envío!

      Eliminar
  6. Asesinoo!!!!!!
    A pesar de no conocer esta marca de autos, el diseño es muy original y las llantas me llaman mucho la atencion!!!
    Al haber visto el video y la replica, creo que no hay de que quejarse todo esta a punto!! (Solo le falta el motor) jaja
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramiro!!!! En unos 80 años vana pensar lo mismo de las actuales Ferraris, Lambos, etc. Pero que me perdonen, estos si son súper autos.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  7. La gran depresión se llevó a tantos bellos autos.. Qué mas podríamos ver ahora si no hubiese sucedido ? Me quiero imaginar. Joyita de modelo que te guardas !!

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como va Eddie?!!!
      Si, es una pena la cantidad de fábricas que cerraron desde la depresión hasta la segunda guerra mundial. Una mejor que la otra. Hoy hay varias, pero sin la mística de aquellos años.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  8. Además de lo que corría, ya debía tener fuerza pues para mover esos "zapatones" hace falta mucha...

    Asocio este tipo de coches al glamour de Hollywood de entonces, solo los actores y millonarios se podían permitir estos coches. Que vistos en directo impresionan grandemente.

    Me gustó la miniatura, pero la colección pasó un tanto desapercibida en España.

    saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio.
      Si, había que tenerlos grandes, como esos neumáticos....

      El glamour de aquellos años dorados, se veían en muchos de estos autos. Eran los años locos, que lamentablemente se terminaron, llevándose mucho de estos autos.

      Que pena lo de esta colección. Para mi gusto es una de mis preferidas. Acá solo salieron 14 autos. Este por ejemplo, no apareció.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  9. Uno de los interesantes modelos de aquella colección de los que todavía no pude pillar.... Este es excelente, me gusta desde todos los ángulos.
    Felicitaciones por la incorporación!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cruiser!!!!!
      No deje pasar la oportunidad si se lo cruza. Es un modelo muy lindo, con los dos colores, y sus formas tan aerodinámicas para la época.

      Saludos!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad