martes, 14 de mayo de 2013

Volvo PV544 (1965)


Buscando un auto de competición me tope, con este modelo. Me llamó la atención, que un vehículo sueco, tan alejado de nuestras tradiciones, haya sido capaz, no solo de conquistar carreras en Kenya como el modelo de la réplica, sino también competiciones en nuestro país. Me imaginé, que debió ser muy difícil vencer la idiosincrasia criolla de aquellos años, pero leyendo sobre el modelo en cuestión, me enteré que los suecos ya tenían experiencia con el Volvo PV544 G de 1965, en esto de derribar mitos.

Cuando se diseñó este automóvil, no se tenía considerado llegar a más allá de las fronteras, puesto que solo se pensaba en salir adelante, en un país rodeado por la Guerra. No cabía en la razón de cualquier nórdico, diseñar un auto para el mercado externo. Sin embargo, la necesidad de atraer a nuevos clientes, hizo que los ojos se posaran sobre otros horizontes. Europa yacía en un estado poco propicio para los negocios y América parecía imposible de penetrar. Pero a pesar de ese prejuicio, con los resultados de las ventas en la mano, se decidió por atacar a Norteamérica, con este modelo.

La serie PV data de la década del 20, y se prolongó por casi cuarenta años. Durante la Segunda Guerra Mundial, aunque la actividad fabril estaba dedicada en exclusividad al armamento, los ingenieros en sus pocos ratos de ocio, se ocupaban pensando en nuevos modelos. Así fue que en las postrimerías del conflicto bélico, el PV444 ya tenía sus formas definitivas y se había desarrollado el primer 4 cilindros de la marca de unos moderados 1.4 litros, no muy ágil, pero si robusto y económico.

Este modelo tuvo un gran éxito en el país nórdico, con listas de espera y clientes que pagaban extra para una entrega inmediata. Por eso, hubo que esperar 14 años para ver a su sucesor, el PV544. Sus diferencias estéticas eran muy sutiles, como el parabrisas, que pasaba a ser de una sola pieza curva, las luces traseras eran más grandes y la parrilla o calandra, ahora era del tipo rejilla. La ventanilla trasera, era tímidamente un poco más grande y pequeños cambios en el tablero.
 
En sus entrañas, llevaba un motor de cuatro cilindros pero de 1.6 Litros, hasta que en 1961, se hicieron las mejoras que el modelo necesitaba. El nuevo motor era de 1.8 Litros, pero con dos opciones de potencia de 75 y 90 CV. También el voltaje pasó a ser de 12 V, lo que permitió mejorar su luminosidad tanto externa como interna. Pero estos cambios tenían una finalidad, que era conquistar el mercado norteamericano.

Y el plan de invasión no fue en vano, ya que las ventas cubrieron tantas expectativas, que tuvieron que abrir una planta en el sur de Canadá. En sus 12 años de producción, se fabricaron casi 450.000 unidades, de todas sus versiones, lo que provocó que Volvo se convierta en una empresa líder en la industria automotriz.

Como el auto estaba diseñado en un principio para el mercado local, su calidad de robusto hizo que se lo viera con buenos ojos para las competencias de larga duración, cual Dakar actual. En 1958, se estableció una escudería oficial con la cual Gunnar Andersson ganó el Campeonato Europeo, logro que repitió en 1963, mientras que Tom Trana lo haría en 1964. Obtuvo victorias en lugares tan gélidos como Suecia y en otras partes del planeta, donde la temperatura derretía cualquier voluntad. El modelo que nos acompaña es el utilizado por el keniata Joginder Singh, en ocasión de su victoria en el Rally Safari de 1965.
 
En nuestro país, las primitivas rutas también fueron victimas del impiadoso paso victorioso del PV544, cuando por ejemplo en el Gran Premio de 1960, Andersson se quedó con la victoria luego de casi 40 horas para transitar, por los inexistentes caminos, más de 4600 km. Cinco modelos terminaron dentro de los ocho primeros, de la dura exigencia, dando una muestra cabal de la robustez del producto sueco.

Si quieren ver a Singh en acción, les recomiendo que vean el video. Yo después de verlo, me di cuenta que este hombre no estaba en sus cabales. No es de la mejor calidad, pero vale como testimonio.
La miniatura pertenece al número 49 de Rally Collection editorial Altaya.

Saludos para todos y nos veremos sin interferencias de por medio.

17 comentarios:

  1. Yo tengo otra versión de este coche, que creo que es la que corrió en Montecarlo. Mucho más simple (solo unos números) pero el molde es de IXO, al igual que esta miniatura. Para mí son de lo mejor del fabricante chino! Me gusta más tu versión por la mayor cantidad de detalles y el colorido, pero estoy muy contento con la mía también.

    Los Volvo iguen teniendo fama de duros, aunque les hizo daño la época en que pertenecieron a Ford. En España se ven bastante (sobre todo los todocamino XC) y aunque tienen una estética un tanto peculiar, a mí me encantan (junto con los SAAB).

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, recorrí tu blog y no encontré ese Volvo de Montecarlo; ¡súbelo!
      La tribuna lo aclama.
      Abrazos!

      Eliminar
    2. Hola Antonio!!!!
      Creo que muchos estamos de acuerdo, que este es uno de los mejores modelos de coleccionable, y como bien dices, la tampografía está justa.

      Los suecos, han sabido hacer una industria modelo, sus coches son reconocidos en todas partes. Una pena lo de Saab. Todavía tengo la esperanza de un resurgimiento.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  2. para un volvista declarado, este modelo es una fiesta para los ojos. desde la decoración hasta el simple y fino detalle de las ruedas, pasando por las manijitas del techo, es un conjunto perfecto.
    yo no soy volvista pero me basta con todo lo otro.
    es más, estoy buscando uno de estos para sacarle las ruedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaucho!!!!
      Menos mal que es un volvista declarado, sino no entendería eso de sacarle las ruedas.....
      Y que bueno que después declaro que no es volvista. Ahí ya desparecieron mis dudas.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  3. Este justamente para mi, el mejor auto de la colección Rally de Altaya.
    Cuesta creer que sea un coleccionable de blister, esta demasiado bien y hecho y detallado.
    Conozco el Ixo Models, y poniéndolo al lado de este no hay diferencias entre uno y otro.
    Salutte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tunning!!!!
      Tal vez la pieza es demasiada sencilla, como para que Ixo le baje la calidad con respecto a los No coleccionables. Pero s cierto, es una muy linda pieza.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  4. A mi las lineas de los autos suecos no me dicen demasiado, pero hay que reconcerles su tradicion deportiva en especial en rallys y su legendaria fiabilidad.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como estás Xavi?!!!!

      Se han hecho de una fama de indestructibles, merced a la dureza de sus caminos. No son los más esbeltos, pero tienen su tradición.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  5. Precioso Volvo, me gustan los autos suecos (y también, más aun, las suecas...), ya sean Volvo o Saab.
    Acá muestro fotos del auto en carrera:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/05/101-volvo-pv544.html
    Amigo, compartimos muchos autitos en nuestras colecciones; eso es bueno.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh!!!!

      Es muy entendible lo de las suecas, sin importar si son Volvo o Saab......

      Gracias por las fotos!!!!

      Saludos!!!!

      Eliminar
  6. Espectacular el Volvo y confirmas lo que me imaginaba yo desde chico al ver el civil en repetidas ocasiones por aquí, que debió ser muy bueno. Me gustaba tambien, los recuerdo en color rojo y negro, que era el que mas me llamaba la atención.
    Gran modelo.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eddie!!!!

      Me imagino que a tu país habrán entrado varias unidades, por la cercanía con Norteamerica. Por acá llegaron algunas unidades, pero no se han visto muchas. Y eso que se hicieron de una muy buena y merecida fama deportiva.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  7. Lo considero uno de los mejores modelos de aquella camada de autos de rally que por entonces ofrecía Altaya, un detallado y tampografía que lo diferenciaban del resto, muchos insertos, un gran modelo realmente. Lo tuve en algún momento incluyendo fascículo y me atrapó la historia de los hermanos Singh que viendo los resultados le sacaron el jugo a más no poder al auto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cuenta Cabo?!!!

      Creo que todos estamos de acuerdo, con el resultado de este coleccionable. La pena es que no mantengan esa calidad con todos los modelos....
      Parece que para ganar en algunas tierras tan desconocidas, hay que ser local, porque son demasiadas las trampas. Eso no quita mérito a Singh, que manejaba de manera impecable.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  8. Un gran modelo, un coche que sobrevivió mucho tiempo incluso cuando su diseño estaba ya pasado de moda. La miniatura, como bien dicen, sobresale de la media de aquella colección de Rally.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cruiser!!!!

      El "pequeño Ford" tuvo una larga vida gracias a su durabilidad y economía, cualidades muy buscadas después de la guerra. Eran épocas donde no importaba mucho el diseño.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad