domingo, 17 de noviembre de 2013

Porsche 911 GT2 (1996)

Como muestra de mi falta de inspiración literata, hoy los voy a aburrir con un nuevo capítulo en la historia de la casa de Stuttgart. Sin dudas, tratar de escribir algo medianamente entretenido, acompañado de un auto en miniatura no es lo que más espontaneo me sale. Imaginen que si ya es difícil para mí, elegir que auto voy a publicar, es mucho más engorroso escribir algo para el disfrute general. Sin embargo, este Porsche 911 GT2 de 1996 no tiene la culpa.

Algunos aconsejan ir siempre con un lápiz y papel, así cuando surge una idea, plasmarla en el mismo momento antes que desaparezca. Claro que eso es solo factible para un escritor profesional, no para nosotros que cumplimos horarios laborales o tenemos obligaciones que nos impiden parar todo, para garabatear ese pensamiento en un pedazo de papel. O en un celular.

Otros dicen que hay que tomarlo como un ejercicio. Por ejemplo, sentarse todos los días a la misma hora detrás de un escritorio y empezar a “tirar ideas” hasta que en el conjunto de palabras desordenadas, se crea algo realmente bueno. Pero eso, sin dudas, no es lo indicado para nosotros, pequeños mortales que tenemos un diminuto blog, de autos en miniatura. Volvemos del trabajo, en casa nos esperan más tareas, y encima nos vamos a poner a pensar en escribir algo lindo. No gracias, netamente, eso no es lo mío.

El escribir, viene relacionado con la imaginación de cada uno de nosotros. Puedo leer mil libros, ir a cursos de literatura, sentarme tras el escritorio y sin embargo, de mi cabeza va a salir lo mismo que si no hubiese hecho nada de eso. Los escritores no solo tienen el don de la imaginación y de la escritura. Son personas cuyas experiencias y relaciones están en un nivel distinto al nuestro.

Por eso, dadas las excusas del caso, permítanme importunar con este modelo. El anterior de la saga fue el Porsche GT1, que en realidad era un auto de carreras disfrazado de civil. Este modelo, si bien nació para la calle, su destino eran los circuitos. Las versiones de este tipo, de la casa alemana se designaban con las siglas RS de “Rennsport” que significa carreras. Pero para este modelo se optó por las siglas GT que son utilizadas en los EE.UU. en el campeonato IMSA de resistencia. Y ahí era donde se pensó destinarlo.

El desarrollo del auto provenía de la versión turbo del Porsche, que internamente era el 993. Pero para los ingenieros alemanes, 408 CV eran pocos, así que decidieron retocar la planta impulsora para llegar a los 430 CV. No conformes con ello, decidieron aligerar el modelo y le sacaron más de 200 kg, dando una envidiable relación peso potencia. Y para cerrar el círculo de hacerlo exclusivamente deportivo, no tenía tracción integral como la versión turbo, sino que contaba solo con tracción en sus ruedas traseras.

El interior era muy austero, ya que parte de los kilos que se habían restado, provenían del equipamiento del habitáculo, que por ejemplo no venía con el simbólico asiento trasero. Sin embargo, había una versión más rudimentaria, llamada Clubsport que no poseía revestimiento interno, y traía de fábrica jaula antivuelco, butacas de competición, cinturón de seguridad de seis puntos, extintor automático y corte de la electricidad como medidas de seguridad. Y algunos paneles de la carrocería eran de aluminio, mientras que los cristales laterales y la luneta eran más delgados.

Estéticamente, se caracterizaba por los guardabarros ensanchados de manera abrupta, por unos aditamentos que dejaban ver los puntos de sujeción, para darle una imagen de robustez. En el frente se destacaba un labio muy bajo, con dos deflectores en los laterales destinados a mantener la trompa lo más pegada al piso. En la parte trasera, la característica principal era el gran spoiler fijo, que tenía dos tomas de aire, que servían para enfriar al motor, que por petición del cliente, podía ser una versión mejorada que otorgaba 450 CV.

Este auto de carreras, se construyó hasta 1999, con una producción muy pequeña de unidades. El año que viene les presento el GT2 de este milenio.

La réplica de High Speed, corresponde al fascículo 21 de la colección Porsche de editorial Planeta DeAgostini. En el video, lo pueden ver y escuchar.


14 comentarios:

  1. Hola Vasco

    Vaya preámbulo!, si te sirve de animo a mi no me aburres nunca, es más me ilustras con autos que no conocía y sus historias correspondientes.

    Por cierto nunca me he aclarado con las versiones GT del 911, ¿GT1,GT2, GT3? ¿que diferencias hay? en mi ignorancia, a mi me parecen todas igual.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi!!!!

      Gracias por tus palabras. A veces pienso que las palabras están de más, ya que muchos solo ven las fotos, pero me alcanza saber que hay alguien que lo lee.
      Quedate tranquilo,yo tampoco tengo claro cual es cual. Si no lo leo, no lo se...

      Saludos!!!!

      Eliminar
  2. Muy bueno, este Porsche me gustó bastante por lo "bruto" que se ve y el color, no muy habitual. Gracias por mostrarlo y por la explicación, iré pensando en adquirir algún modelo de la casa de Stuttgart.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio!!!!!

      Así musculoso, queda muy agresivo y le da un aspecto más deportivo. Creo que un modelo de la casa alemana no va a desentonar en tu colección.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  3. vasco, se me puso azul!
    es lindo modelo, yo una vez lo compré en gris, extremadamente barato, pensando que estaba jorobando al vendedor, hasta salí corriendo antes que se diera cuenta, luego me dí cuenta de que faltaba un retrovisor. cosas de novato.
    otra cosa: hoy estuve por capital y lo llamé varias veces para concertar un cafecito, otra vez será.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaucho!!!!

      Las cosas que hemos hecho de novatos, no solo se remiten al hobbie. Deberíamos hacer un post,con las metidas de pata del pasado, y las del futuro

      Saludos!!!!

      Eliminar
  4. Bello, uno de los tantos 911 que existen que, como le pasa a Xavi, han logrado marearme entre tanto GT2 y GT3 (creo que la sigla marca la diferencia entre la preparación/motor de uno y otro).
    Muy buen coche.
    Sobre que escribir Vasco, lo mejor es no preocuparse y que, como se ve en esta entrada, que salga lo que salga...
    Abrazos!
    Visitá mi nuevo blog:
    http://juanhracingcars.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh!!!!

      Somos varios los mareados...
      El tema de escribir lo que salga, es que a veces sale siempre lo mismo....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  5. Otro de los clásicos supermusculosos de Porsche, que en versión de calle queda como demasiado exagerado, es una carrocería que pide a gritos decoración, numeración y neumáticos de pista.
    La miniatura está muy bien lograda, teniendo en cuenta su ajustado precio.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Orange!!!!

      Es cierto, es un auto para las pistas, pero más acotado que su antecesor. Un auto inimaginable para nuestras calles....

      Saludos!!!!

      Eliminar
  6. Otro de los High Speed que no conocía y me sorprende gratamente. Muy linda facha!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cruiser!!!!

      Este es uno de los mejores de la colección. haga click que vale la pena...

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  7. SI no fuera por las luces traseras pintadas pasaba por minichamps mire...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cabo!!!!

      Ud es muy bueno con High Speed..... Debe tener varias miniaturas.

      Saludos!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad