domingo, 16 de marzo de 2014

Lada 2101 Limousine (1995)

No me gustan los autos modificados. ¿No se entendió? Lo repito entonces, no me gustan los autos modificados. Creo que con eso he sido claro. Los autos me gustan tal cual salen de fábrica, a lo sumo les perdono unas llantas más deportivas si el caso lo amerita, o vidrios polarizados o tal vez un escape que invite a acelerar por demás. Pero de ahí, a agregarle dos puertas a un auto para intentar hacer una limousine, hay un océano de distancia. Sin embargo, la miniatura del Lada 2101 Limousine me encanta.

Sé que hay puristas extremos, que no aceptan ni los opcionales de fábrica. Si el auto viene sin faros adicionales, ni loco se los ponen, aunque sean originales. El auto salió así y así debe morir. Para mi gusto, todo opcional estético, que sea producto del fabricante del automóvil es tan válido como el mismo vehículo. Tampoco hay que ser tan estricto y por lo general, esos aditamentos están hechos con buen gusto.

En el otro extremo están los “arruinadores” de autos. Esos que los desfiguran, pensando que son artistas modernos. Así uno puede encontrar un Ford Taunus con puertas al estilo Lamborghini, un VW Gol con una trompa que lo hace pertenecer al ejército de los Transformers o un Renault Megane con un interior similar a un hotel por hora barato. Se puede afirmar que son la expresión del arte Kitsch sobre ruedas.

Pero en esto de meter mano a los automóviles hay una rama que merece una atención especial. Es cuando la necesidad, puede más que el poder económico y no hay otra alternativa que reconstruir lo que tenemos con el fin de seguir trabajando. Así muchas veces hemos visto autos recortados, transformados en ignotas camionetas, llenas de herramientas y escaleras en su caja, con el fin de conservarle el trabajo a su propietario.

Otra muestra de los autos modificados, son los que vemos en los cortejos fúnebres. En este rubro,  hay de todas las marcas y modelos totalmente modificados para tal fin. Pero por lo general, más allá del mantenimiento que puedan tener, a la hora de cortar y pegar, se respeta la línea general del auto, conservando la parte trasera original. Acá no hay mucha alternativa ya que no existe una compañía que solo fabrique este tipo de vehículos.

Antes de conocer las actuales ambulancias, que son los vehículos utilitarios como la Renault Master o la Ford Transit, los pacientes eran trasladados en simples rurales, modificadas para acceder con la camilla. Pero había algo que nadie modificaba y era su mecánica, lo que hacía que el pobre cristiano que iba atrás, saltara como pelota y llegaba al hospital, más dolorido que cuando lo fueron a buscar.

Las limousines siempre han sido autos modificados, por simples mecánicos que trataban de aplicar sus conocimientos para alargar unos metros al vehículo original. La receta aplicada siempre fue la más sencilla, cortar el auto, alargar el chasis con perfiles de acero que pesaban más que el auto, y después un carrocero lo cubría con lo que podía. Así estos vehículos tenían una vida corta, ya que por lo general se terminaban doblando al medio.


También está el “especialista” que con el paso del tiempo y la propia experiencia, aprendió que el chasis debe ser alargado con perfiles similares a los originales. Estos especialistas por lo general, hacen la limousine a partir de dos unidades originales y el resultado final es, dentro de sus habilidades, muy honroso como para llevar a los novios o a la quinceañera.

En este caso se trata de una limousine hecha con lo que hay a mano. Y en Cuba lo que hay es ingenio y Ladas 2101. Con tres unidades se hacen dos limousines. Así las podemos ver con 4 puertas traseras, como muestra esta réplica o con cuatro puertas delanteras. La unidad cuenta con tres filas de asientos, lo que deja llevar cómodamente a ocho personas.

El que paga con sufrimiento en esta modificación debe ser el motor, derivado como su carrocería del Fiat 124, que en el mejor de los casos es el 1.3 Litros que entrega 63 CV. Lo que me llamó la atención a la hora de buscar información sobre el Lada 2101, es encontrarme con una versión con motor rotativo tipo Wankel. (Modelos 21018 y 21019).

La miniatura pertenece al fascículo 10 de la segunda colección Taxis del Mundo de editorial Altaya. En el video pueden apreciar al multifacético Lada.

Hasta la próxima y chan chan

16 comentarios:

  1. Yo soy uno de esos puristas, como usted bien menciona y también me gustan los coches 100% originales. Pero bueno hay para todos los gustos, decía una vieja.

    El Lada es muy bonito y pintoresco, hermosa pieza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tunning!!!

      En la variedad está el gusto, y en los autos modificados está el disgusto... Pero bueno, estos cambios en pos de trabajar, los acepto.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  2. En Europa está doña ITV y no te permite modificar ni un tornillo si no hay un proyecto de reforma de por medio firmado por un ingeniero autorizado, más las homologaciones de piezas pertinentes y un certificado del jefe de taller que hace la reforma. Todo eso sale por un dineral...

    Y aquí te quedas sin coche si no vas cuando pertenece a la inspección. Como para ir jugando!

    Muy meritorio lo del ingenio cubano, es legendario el buen saber hacer de sus mecánicos. Mantienen rodando antiguallas de los años 50!

    Gracias por mostrarnos la miniatura del LADA, nosotros el que conocimos fue a su primo el SEAT 124.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio!!!!

      Acá no te permiten patentarlo (así terminaron con los autos artesanales...), pero una vez que tenés el auto podes meter mano. Existe la VTV, pero se encarga de ver que el auto frene, no exceda los decibeles permitidos o no contaminar demasiado con los gases.

      La verdad es que es increíble como siguen andando esos autos, solo con cuidado e ingenio.

      Saludos!!!!

      Eliminar
  3. al final no me quedó claro si estas limousinas caseras califican como modificaciones válidas o no.
    es que estos cubanos son tipos jodidos, siempre le revolucionan todo.
    de todos modos le garanto que la miniatura me simpatiza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaucho!!!!

      Prefiero que de dos autos hagan una limusina para trabajar, a que ambas unidades terminen en una chatarrería.

      La revolución nunca se detiene, hasta la Victoria Secret!!!!

      Saludos!!!!

      Eliminar
  4. Hermoso Lada soviético-cubano; no sabía que se podían conseguir modelos de la "Taxis II". ¿Los venden en los kioscos o en ML?
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh!!!!

      Si, he conseguido algunos modelos de la nueva edición, en ferias de antigüedades y juguetes. Siempre hay que revolver el avispero....

      Saludos!!!!

      Eliminar
  5. Hola Vasco muy interesante la pieza, aca se conocieron los ladas pero mas simples solo de 4 puertas y el lada samara de 3 y 5 puertas bonito modelo de lujo. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose!!!

      Si, por acá también llegaron esos Ladas, pero no he visto a ningún "carrocero" hacer lo que hacen en Cuba. Una pena...

      Saludos!!!!

      Eliminar
  6. yo tambien intento mantener la estetica del auto salido del concesionario, entiendo que la gente que quiere modificar su coche es porque no le gusta, ¿y si no le gustaba por qué demonios se lo compró?.
    Es muy curiosa esta version de Lada Limousina, aun con sus limitaciones mecanicas es un paso adelante respecto a los haigas yankees.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi!!!

      Si es cierto, la gente lo compra y después lo modifica. Es como tu chica que de golpe empieza pedirte que cambies. Pues, para que empezó a salir conmigo?

      El ingenio popular no descansa ni en la revolución.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  7. Lo que para nosotros en su día fue para nosotros un seat, en muchos lugars sería un Fiat, y como es tu caso un Lada, pero para otros un Zastava, sea como sea las modificaciones de los autos de aquellos años eran autenticas obras de arte como es esta.

    Un saludo y gracias por compartirlo

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Seat!!!

      Este auto se vendió con todas las marcas que tu mencionas y seguro que debe haber alguna más. Y nos vamos a tener que acostumbrar a eso, con la conocida globalización...

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  8. La morfología típica de estos autos de los 70s que buscaban en volúmenes cúbicos dar con un sentido esquemático como si se trtara de tres cajas, una para el motor, otra para el habitáculo y la tercera para el baúl.
    Para los que rondan mi edad se nos hizo tarea fácil dibujar autos después de las tareas escolares... Con muy poco esfuerzo y una regla ya sacabas un Fiat 125... O éste... Ya que desde esa base con tímidos ornamentos alcanzaban a diferenciarse.
    Y si un se estiraba más con la regla sacaba esta limo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cabo!!!!

      El diseño sencillo, venía de la mano de los recursos y de la falta de información que se tenía. Hoy si sale un modelo sencillo, uno ya sabe que es una antigüedad, por eso las automotrices siguen todas el mismo camino. Nadie se arriesga a hacer algo fuera de lugar.

      Todavía tiene sus dibujitos?....

      Saludos!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad