jueves, 17 de febrero de 2011

Talbot Lago T150 SS Figoni & Falaschi (1938)

Cuando uno ve un automóvil, está viendo el resultado de años de estudio, diseño y tecnología. Sin embargo, en los inicios de la industria automotriz todo era muy distinto. Principalmente en el diseño. Hoy la estética de un vehículo, es el fruto de un diseñador industrial ayudado por sus colaboradores, ordenadores y programas computarizados, pero hace unas cuantas décadas, la carrocería tenía que ver más con un artista. Si tienen alguna duda les presento al Talbot Lago T150 SS carrozado por la firma Figoni & Falaschi en 1938.

Pero antes de hablar de estos artistas, hablemos del automóvil. El aristócrata británico Lord Shrewsbury and Talbot era un entusiasta de las nuevas máquinas y conoció al Adolphe Clément quien era un fabricante de automóviles en Francia. De esta reunión surgió Clément – Talbot Ltd. que se dedicó a la construcción de utilitarios Clément en suelo inglés, mientras que en Francia se continuaba la fabricación pero con el nombre de Clément – Bayard.

En 1919, Darracq compra Clément – Talbot y un año más tarde se forma STD (Sunbeam, Talbot y Darracq) y como resultado quedan: en Francia, Talbot Darracq y en Inglaterra, Talbot. Complicado, ¿no? Sin embargo hay más. En 1933, golpeados por la crisis del `29 de Wall Street; STD decide poner fin a las fábricas. Pero es ahí donde aparece Anthony Lago para intervenir y dar comienzo a Talbot Lago.

Lago tenía la intención de modernizar la gama de automóviles. Para ello se inspiró en el Standard SS inglés y así le dio origen al Baby Sport que contaba con un motor de 6 cilindros y 3000 cc. Este motor monobloque de fundición fue utilizado en todos los modelos de esa cilindrada hasta el año 1940.
Este Baby Sport, con distintos elementos sirvió para que en el correr de la década del treinta vieran la luz distintos modelos: el T110 (motor viejo, chasis nuevo), el T120 (nuevo motor, nuevo chasis), el T120 extralargo (motor nuevo, chasis viejo), todos modelos que se sumaban al Baby Sport (motor nuevo y chasis corto nuevo).

Pero a Anthony le faltaba algo y era un deportivo. No solo por la publicidad que le daba a la delicada empresa, sino para recabar información, ya que en aquella época no existían los bancos de pruebas. Entonces, a este motor de 6 cilindros, se le hicieron cámaras hemisféricas, se cambiaron las camisas, el cigüeñal y las válvulas se agrandaron. Todo este trabajo sirvió para el T150. Sin embargo Lago quería más potencia, por lo que el motor fue llevado a los 4 litros, dando lugar al T150 C.

Con respecto a la carrocería, para destacarse fuera de las pistas y de los demás vehículos, un comprador recurría a distintos carroceros, entre los que se encontraba la firma Figoni & Falaschi. Esta empresa vistió en total a unos 50 Talbot Lago con tres series bien definidas de carrocerías. Sin embargo se encargó que cada automóvil sea particular y por ello no hay dos modelos iguales. Les cambiaba la posición de los faros, una línea más curva, un cromado más. Lo importante es que cada propietario se sintiera dueño de una pieza única. Y los que hacen tunning piensan que son originales…

Este modelo en particular es del año 1938 y fue un pedido de Argelia para el Doctor Masqufa quien le dio una vida deportiva sin resultados importantes. Sin embargo un automóvil similar conducido por Morel-Prenant alcanzó el podio en las 24 horas de Le Mans de 1937.

Les dejo un video y fotos de un automóvil similar y fotos de la réplica correspondiente al número 9 de “Los más bellos coches de época”, editorial Altaya, edición Argentina.

Saludos para todos!!!!!!!

6 comentarios:

  1. que diseño...jejeje...igual me lo imagino tuneado a full con toda la tecnologia actual pero manteniendo el diseño de la carroceria...un monstruo espectacular,no?...o un crimen automovilistico?

    ResponderEliminar
  2. Estimado, tunear un Talbot Lago sería como desarmar la Torre Eifel para hacer un escenario en Glew y que encima bailen lentos Guido Süller y Zulma Lobato, también como ponerle al Hombre Araña el antifaz de Batman jajajajaj. Igualmente se hacen ese tipo de reformas con autos no tan clásicos osea se deja el aspecto original con tecnología nueva se llama Pro Touring.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Anonimo por simplificarme la respuesta....

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  4. jajajaja...uds saben que locos con plata abundan...y que a alguno se le ocurra cometer este crimen ... creo que el pibe Fort tenia ganas de hacerlo un dia que se levanto aburrido...

    ResponderEliminar
  5. Este auto antiguo tiene una particularidad al verlo a simple vista, parece futurista, sacado de una exposicion japonesa, no hay duda que el arte traspasa los tiempos.
    Gracias x este aporte de calidad...

    ResponderEliminar
  6. Fort, Süller, Lobato... Espero que toda esa basura haya sido un desliz y no algo característicos de los seguidores....

    Gracias!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad