viernes, 25 de noviembre de 2011

Ford V8 (1936)

Hay marcas que generalmente se instalan en la mente de la gente, debido a algún modelo en especial, a los éxitos conseguidos en la competición o porque pasan a ser parte de la cultura de un pueblo, país o región. Tal vez suena un poco extraño, pero uno termina fanatizado por una empresa, algo que desde la lógica parece imposible de hacer. Pero solo basta mirar los domingos, las carreras de automovilismo, para ver a miles de hinchas vitoreando su marca y repudiando al rival. Es que uno se olvida que está defendiendo los colores de una compañía y solo recuerda los gratos momentos vividos gracias a esa máquina. Entre estos clásicos de todos los tiempos, que despiertan sentimientos, se encuentra el Ford V8 de 1936. Hay gorro, bandera y bincha!!!!!!

Ford venía fabricando motores de cuatro cilindros, que habían hecho verdaderos milagros en el Modelo T y en el modelo A. Pero la industrialización avanza y Chevrolet saca un 6 cilindros tan exitoso en calidad como en ventas. La respuesta de Henry Ford no podía ser menor, y en secreto manda a diseñar un motor V8. Lo que él quería, era popularizar esta configuración de motor, y es por ello, que el mayor inconveniente para los ingenieros era hacerlo, confiable y económico. Los ingenieros Carl Schultz, Emil Zoerlin, y Ray Laird, entendieron que para conseguirlo, debían trabajar en el concepto de monobloque. El resultado fue un motor de 3600 CC, apenas un 20% más grande que el 4 cilindros, pero entregaba 65 HP contra los 40 HP de su antecesor. El motor era a 90º con válvulas a la cabeza, la cual era plana y por eso se lo conocía con el nombre de “flathead”

En todas las desgracias, se ven ideas brillantes que tal vez en un momento de calma no se toman. Y puede ser que este haya sido el caso. En el mismo momento que se produce el derrumbe de las bolsas económicas del mundo, se estaban terminando las pruebas del modelo A “mejorado”, el cual iba a tener el mejor 4 cilindros hasta el momento conocido. Se ordena producirlo, y todos los proveedores de la compañía, reciben pedidos. Los trenes ingresaban a la planta cargados de materias primas y la producción de la fábrica se la lleva a su punto máximo. Los hornos de fundición propios, vaciaban sus coladas durante las 24 horas. A pesar de la crisis, todo era un hervidero, de pedidos y producción incesante. Los modelos “mejorados” entraban y salían a un ritmo vertiginoso. Los pedidos empezaban a llegar de las concesionarias del país. El 7 de diciembre se habían despachado 35.000 unidades y en la fábrica había material para otros 50.000, cuando Henry ingresó a la planta y ordenó detener toda la producción.

Para Mr. Ford, el modelo A mejorado no era lo que necesitaba el público. Previsor como pocos, entendió que la gente quería dejar atrás cuanto antes los efectos de la crisis. Debía darle algo totalmente nuevo e innovador. Ese día se reúne a solas con su hijo Edsel, y luego de debatir por espacio de unas horas, se suceden distintos hechos. Los trenes bajan las últimas materias primas y salen vacíos. Los proveedores deben detener los pedidos, mientras que por estar detenida la línea de montaje, muchos puestos quedan vacantes, mientras que los trabajadores quedan a la espera de volver y reanudar el trabajo. El nuevo motor V8 es llevado desde el laboratorio al departamento de ingeniería y se decide preparar toda la planta para una producción en masa.

Desde ese momento, el mismo Henry Ford estaba en la planta ordenando y dirigiendo todo. Para el nuevo motor se necesitaban piezas que Ford no fabricaba, por lo que había que proyectarlas y fabricarlas en cualquier lugar. También se debía hacer una nueva línea de montaje con máquinas que todavía no estaban en existencia. Y por si esto fuese poco, el público entendía que no se iba a fabricar más el cuatro cilindros, por lo que diariamente se recibían cartas solicitando que esto no suceda. Por lo tanto también se seguía fabricando el 4 cilindros, tanto para atender los pedidos como para utilizar toda la materia prima que ya se disponía.
-¿Y está seguro de que hallará mercado para sus nuevos vehículos?- le preguntaron
-No estamos seguros – respondió – Pero vamos a arriesgarnos. Para empezar una cosa siempre hay que arriesgar algo. Y la fe es contagiosa. Si nosotros tenemos confianza, otros también la tendrán.

En definitiva, el nuevo modelo A mejorado tuvo dos versiones: la del 4 cilindros que era llamado modelo B y la del 8 cilindros, que era denominado modelo 18. Aunque todos lo conocemos simplemente por V8. El modelo B, obviamente se vendió muy poco, ya que al haber una poca oferta del mismo, los precios no eran mucho más económicos que el V8. Y por otro lado, todos querían tener un 8 cilindros. Se ofrecían en distintas versiones: coupé, sedán, pick up y roadster. Pero era tal la combinación que se ofrecía que por ejemplo, en 1936 había 23 versiones disponibles. Y todos los años se implementaban pequeños cambios, por lo que el feliz poseedor, identificaba su auto diciendo: “Tengo un Ford V8 modelo 1933”

El auto tuvo mucha popularidad, porque no solo era usado por el ciudadano, sino también que lo utilizaban, actores, deportistas, bomberos y obviamente gangster. Los más conocidos fueron Bonnie and Clyde quienes asaltaban bancos y comercios. Clyde con sus cómplices, eran los que ingresaban al comercio, robaban y se escapaban en un automóvil robado y corriente. Bonnie los esperaba con el V8 más potente, se reunían y escapaban. La pareja tenía gran confianza en el auto, con el cual se sacaron varias fotos y le escribieron una carta al mismísimo Henry Ford: "Estimado señor: mientras me quede aire en los pulmones aprovecharé para decirle que usted fabrica un gran auto. Siempre robé un Ford para mis fugas. Por su alta velocidad y porque nunca tiene problemas, el Ford siempre dejó atrás a los demás automóviles, y aunque mi actividad no ha sido estrictamente legal, a nadie perjudica que yo le haga saber lo excelente que es su modelo V8.". Extraña publicidad, ¿no?

Bueno, espero que les haya gustado la historia, el video, la publicidad de la época en la Argentina y las fotos que pertenecen al fascículo 20 de la colección “Taxis del Mundo”, editorial Altaya, edición Argentina.

Saludos para todos.

18 comentarios:

  1. Precioso auto Vasco; esa franja cuadriculada blanca y negra en la división del los colores le queda espectular. Es un toque que realza el modelo.
    La colección de taxis debe haber sido de las mejores que han salido acá; muchos y lindos modelos, de épocas y países diferentes.
    Un lujo tenerlos a todos.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juanh!!!
    Es cierto, el "disfraz" de taxi le queda muy bien, los dos colores, la banda cuadriculada y la tarifa inscripta en la puerta, le dan mucho realismo.
    Esta colección es una de la más completa para mi gusto, porque nos trae modelos de todas partes del mundo, que de otra forma tal vez no compraría.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Precioso, el taxi de la época de Al Capone ya que según veo la Matricula es de Illinois(Chicago)

    ResponderEliminar
  4. Buen ojo Panorama!!!!! Exacto, este taxi es de la ciudad de Chicago, estado de Illinois.

    Gracias por tu comentario.
    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Apasionante historia, contada como siempre de manera erudita a la par que amena.
    Durante muchos años tuve un Ford y coincido con Bonnie y Clyde, aunque mis correrias fueron legales, guardo un recuerdo imborrable de esta gran marca..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Una miniatura que me encanta, y el auto real también por supuesto.

    ResponderEliminar
  7. Xavi: gracias por tus palabras!!!! Hay autos que uno los ve y ya tiene identificada su tarea. Y este automóvil, está hecho para gangsters, no puede hacer otra cosa. Y coincidimos en las palabras sobre un Ford. Un auto veloz que nunca te va a fallar.

    Tunning: Gracias por tu comentario. Lo bueno de este auto, es que siempre es lindo. Hasta los he visto convertidos en los clásicos hot road y hay algunos que quedan muy buenos.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  8. muy linda historia, no sabía que el v8 hubiera canibalizado a su "medio hermano" de 4 cilindros.
    el taxi es maravilloso, me tuviste con la banda perimetral a cuadritos.
    ni qué hablar de la combinación de colores, realmente acertada para estos años.

    ResponderEliminar
  9. Hola Gaucho!!! Así es, Don Ford apostó al V8 y ganó. Aunque claro, que en Europa con los años volvieron a los más económicos 4 cilindros. Solo los americanos pueden seguir demandando 8 cilindros.....

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Basque! Este Ford tiene el legendario motor V8. Un motor que define la marca desde hace muchas décadas. Me gustó mucho la decoración, de color verde a cuadros y en este modelo de coche! Dicho sea de paso Ford va al punto de partida de nuevo en el uso de 4 cilindros de los coches en esta época de alto costo de la gasolina. Soy dueño de un Ford Fiesta MK7 y es una de respuesta de la marca a la llamada de los tiempos :-)
    Saludos cordiales!

    ResponderEliminar
  11. Muy bonita maqueta, con esos colores y el anuncio de la época. Y muy curiosa la historia del ladrón que le mando la carta. ¡Eso si es publicidad!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Komenda: Muchas gracias!!!! Tal cual, de la mano de Europa debe volver a los 4 cilindros. Bajo consumo, más económicos y más "lógicos"...

    M.Sport: Muchas gracias!!!! La carta existe y está en un museo de Ford. Se recibió en la época, pero lo que no se puede confirmar es que sea hecha por la famosa pareja de gangsters.

    Saludos!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Caro Vasco, ótimo seu texto. Aprendi mais sobre o V8, obrigado

    Abraços

    ResponderEliminar
  14. Gracias Rui!!!! Siempre es un honor tenerte por aquí.

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  15. Que buen modelo !!!
    La cobinación de colores esta genial y muy bien detallada. Felicitaciones !!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Gracias Johan por tu visita!!!!!

    Los dos colores y el cuadriculado le quedan de maravillas. Claro que no como un "Lambo", no?

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Colecciono autos a escala y estoy armando mi colección de la marca Ford. Quería conseguir un ford f-100 a escala y aun no lo he conseguido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirna, aunque no lo creas, ayer en el parque rivadavia me topé con una modelo 78, de un coleccionable de Brasil. Me pidió $400 y obviamente le dije que no. Están los domingos de 10 a 16. Fijate si te sirve. Para mi es cara...

      Suerte y gracias por pasar!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad