viernes, 2 de diciembre de 2011

Mercedes Benz W125 (1937)

Hay autos que seducen desde la belleza. Solo basta ver la silueta, para despertar en los amantes de automóviles, una relación para siempre. Y por lo general ese amor se mantiene en el tiempo. Algunas veces, solo nos enamoramos de ese primer modelo, como si fuese esa compañera de secundario, aunque otras veces, a medida que el modelo va evolucionando, nosotros nos vamos sintiendo más atraídos, como ese amor para toda la vida. Entre esta telaraña de amor y autos, están las “Flechas de Plata”, cuyos modelos han roto corazones en todo el mundo. Déjenme presentarles a una de esas bellezas, que es el Mercedes Benz W125 de 1937. Los invito a enamorarse.

La primera belleza fue el W25. Hans Nibel fue el diseñador, quien encargó el chasis a Max Wegner y el motor a Albert Hess. En las carreras, la preparación estaría a cargo de Max Sailer y el director de carreras era Alfred Neubauer. El motor era un 8 cilindros, con dos carburadores, alimentados a presión por un compresor Roots que daban 354 CV. La presentación deportiva fue el 3 de Junio de 1934, en el circuito de Nürburgirng, con los pilotos Manfred von Brauchitsch y Luigi Fagioli. Obviamente como corresponde a toda novia, fue presentada con el impecable color blanco que simbolizaba a Alemania, pero con un poquito de peso extra. El límite reglamentario eran 750 Kg. y la W25 tenía que adelgazar un kilo. Pero el metal ya presentaba perforaciones hasta en los bujes, por lo que no se sabía como bajar más el peso.

Neubauer tuvo la solución. Sacar los parches de plomo que presentaba la carrocería, que le daban un aspecto más uniforme y con ellos, retirar toda la pintura. El resultado fue el conocido color plateado, que a partir de ese momento adoptó el país germano para sus autos Mercedes Benz y Auto Unión. Y para que toda la historia tenga un final feliz, Manfred se quedó con la victoria, perseguido por el Auto Unión de Hans Stuck. Seguramente, no fue en ese mismo momento que surgió el nombre de Silberpfeil o Flecha de Plata, pero si fue la primera vez que esta pretendiente piso las pistas del mundo. Y el año no pudo ser mejor, ya que se sumaron cuatro victorias más. En 1935 obtienen nueve victorias sobre diez, pero en 1936 Rosemeyer obtiene siete victorias con su Auto Unión. Había que hacer un cambio urgente.

Esta vez, el diseño estaba bajo el mando de Fritz Nallinger, debido a la desaparición de Nibel. El chasis le toco a Rudolf Uhlenhaut quien aumento la distancia entre ejes a pedido de Fritz. Utilizó caños ovalados de cromo, niquel y molibdeno que le daban una notable rigidez, con tan solo 52 Kg. Este chasis estuvo listo para febrero de 1937 y para las pruebas se le montó el motor del W25, ya que la nueva planta impulsora todavía no estaba lista. Se trataba también de un 8 cilindros en línea, que no pesaba más de 223 Kg. y tenía 5660 cm3 de cilindrada. El combustible, que era una mezcla de metanol, acetona, nitrobenceno y eter (muy ecológico...), era comprimido por el compresor Roots que alimentaba los dos carburadores Solex. El resultado era un motor con una potencia entre 580 y 610 caballos de fuerza.

El debut fue el 13 de Junio en Nürburgring en una de las carreras no puntuables por el Campeonato Europeo con Christian Hautz al volante, quien termina noveno con problemas de temperatura. Luego viene la victoria a manos de Hermann Lang en Trípoli y un segundo puesto de Seaman en la Copa Vanderbilt de Nueva York, con un auto decorado con la cruz esvástica.  La primera gran victoria vino de la mano del ídolo local Rudolf Caracciola en el Gran Premio de Alemania disputado nuevamente en Nürburgring, escoltado por su compañero Manfred von Brauchitsch.

En total, en el transcurso de la temporada Caracciola obtiene 5 victorias, Lang dos y von Brauchitsch una. Auto Union obtiene cuatro victorias y Alfa Romeo ninguna. Con estos números Caracciola obtiene el campeonato, el cual constaba solo de cinco competencias: Bélgica, Alemania, Mónaco, Suiza e Italia. La supremacia del W125 quedó en evidencia en distintos Grandes Premios. En Mónaco y Berna obtuvieron los tres primeros lugares y en Liorna se hicieron con los dos primeros puestos.

La velocidad que tenía era impresionante. Por ejemplo, en Monza alcanzaba los 141 km/h en primera, 219 km/h en segunda, 254 km/h en tercera y una máxima en cuarta de 318 km/h. En Spa llegó a los 310 km/h y en el circuito de Avus se le tomaron 338 km/h, gracias a un chasis más largo y una carrocería cerrada. Estos números no pasaron desapercibidos para el ente rector, por lo que dispuso de un nuevo reglamento para el año 1938. El mismo, estipulaba que el límite sería de tres litros para los coches sobre alimentados y 4,5 litros para los vehículos atmosféricos. La respuesta de Mercedes fue un nuevo automóvil denominado W154, que veremos en otro momento.

Les dejó un lindo video de la época y las fotos correspondientes al modelo de la marca New Ray. Por el número ocho que lleva, podemos imaginar que fue el utilizado por Rudolf en Mónaco cuando culminó segundo.

Saludos y buena semana!!!!!!

18 comentarios:

  1. Excelente miniatura, tambien la tengo.
    Me gustan mucho las ruedas y lo bien lograda de la carroceria.

    ResponderEliminar
  2. Vasco, compartimos este auto.
    Veo que le pintaste de plateado la parte de los ejes que se juntan con las ruedas; quedó muy bien, en negro no luce tanto.
    Muy lindo el video, me encanta la parte del trompo del Auto Unión a la salida del túnel, y como algunos ponen el auto de costado para poder esquivarlo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Tunning, gracias por pasar. Es cierto lo de las ruedas.

    Juanh, no le pinté los ejes, vino así. Lo único que le marque fueron las tres rejillas del frente que eran todas plateadas, pero a los ejes no les hice nada.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  4. es verdad que ya seduce -y gana- con la pinta.
    a mi siempre me soprendió este auto por verse demasiado largo.
    con tanto capot y motor por delante, imagino que debió ser como manejar un torpedo.
    pensando en el párrafo que menciona al auto en su blanca presentación, no recuerdo haber visto foto de este modelo en su versión original.
    sería interesante pintar uno de blanco, sólo para ver cómo era el auto que no fue.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto Gaucho, nunca vi una foto del W25 "de punta en blanco". Será cuestión de buscar uno y pintarlo. Ya lo veo en su blog!!!!

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  6. algo notable para un coche de 1930! Esto y la "Auto-Union" son impresionantes coches de carreras de bala de plata :-)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Es impresionante la velocidad que obtenían estos modelos. Hace 80 años superaban los 300 km/h con esas ruedas finitas. Una locura.

    Gracias Komenda por pasar!!!!! Saludos

    ResponderEliminar
  8. Asi es a 300 KM/h, sin a penas elementos de seguridad y con circuitos a la antigua usanza tampoco sin ningun tipo de medios de seguridad

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Panorama, gracias por pasar. Es cierto, no había cinturones de seguridad, cascos, extintores... Los autos eran trampas mortales y los circuitos eran una locura. Avus eran dos rectas de 10km unidas por dos curvas parabólicas de más de 40 grados de peralte... En ese circuito, máquinas como esta, trataban de batir los récord de velocidad circulando a 400 km/h. Una verdadera locura, que me hubiese gustado vivir.

    Rui, gracias por pasar!!!! Es cierto, es un lindo auto.

    Saludos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. que Poesia...el cubano debe pasar por aca y leer la "prosa" del vasco...jejejeje

    ResponderEliminar
  11. Fue una Muzza inspiradora, le diría que fue una de doble muzza y faina....

    ResponderEliminar
  12. Que belleza de auto !!!
    La replica esta genial. Felicitaciones !!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Gracias Johan por pasar!!!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Olá caro amigo, e desde já parabens pela tua excelente colecção! gostaria de adicionar o teu blog ao meu website, assim poderiammos partilhar ambas as colecções e claro mostra-las a todo o mundo!!! Eu também colecciono 1:43, mas apenas carros de estrada! Se quiseres visitar a minha colecção aqui fica o endereço:

    www.garagem-43.webs.com

    Teria muito gosto em adicionar o teu blog!

    Abraço
    Pedro

    ResponderEliminar
  15. Gracias Pedro por tu comentario. He visitado tu web garagem-43 y da gusto verla. Sería un honor que este blog esté ahí.

    Tu blog es Estrada 43? Se ve muy completo

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  16. Lo tuve dos veces, el primero se alistó en las filas de Juan, el segundo de otro coleccionista cordobés, de tenerlo en mano recuerdo su peso que diría considerable comparado con un "coleccionable" además tiene para mí un guiño especial por que es un tesoro fruto de moverse, buscar y encontrar, no es de los modelos plácidos que uno compra sin "ésa emoción" en el kiosco de revistas.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Cabo!!!!! Es cierto, aunque al principio fui bastante escéptico. Una vez que lo tuve, le empecé a tomar cariño. Y creo que lo que más me atrea es su historia. Yo creo que un vehículo sin pasado, no es tan agraciado como otro, con un frondoso prontuario.

    Saludos!!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad