sábado, 20 de octubre de 2012

Bugatti Type 41 Royale Cabriolet Esders (1927)


Me imagino que a todos nos sucede que coleccionamos autos a escala porque hacerlo en tamaño real es imposible, por lo menos para nosotros. Sin embargo, hay gente que ha logrado hacerlo. Claro que para ello, hay que tener muchísimo dinero, que puede ser proveniente de alguna herencia o hacer uno mismo esa fortuna. Pero, en este mundo que nos toca vivir, permítanme ser un tanto incrédulo, puesto que no creo que con trabajo honesto se pueda convertir uno en un multimillonario. Para mí, lograr tener el dinero para disfrutarlo en una colección de autos reales, se puede obtener solo con una historia no muy clara, tal vez alguna estafa, como la de los hermanos Schlumpfs. De muestra, observen la Bugatti Type 41 Royale Cabriolet Esders de 1927 que tenían.

Tal vez, nuestros amigos del viejo continente, puedan aportar más datos, pero básicamente la historia es así. Los hermanos Hans y Fritz Schlumpf nacieron en Suiza pero tempranamente vivieron en Italia, donde su padre era un importante empresario textil. En 1919, con la muerte de este, se trasladan a Francia de donde era originaria su madre. Hans hizo sus armas trabajando en un banco a la vez que estudiaba contaduría, mientras que Fritz se convertía en un hábil comerciante del mundo textil.

Durante la depresión de la década del 30, los hermanos amasaron una pequeña fortuna, gracias a la habilidad para los negocios, y con los ahorros conseguidos, compraron en 1938 una hilandería, cuyos dueños eran judíos y deseaban huir, ante el crecimiento nazi. El precio fue fijado por los Schlumpf y el negocio fue redondo para ellos. Durante la Segunda Guerra, las banderas nazis ondeaban en el frente de la fábrica, pero al finalizar el armisticio, no se los acusó debido a que se creía que también habían aportado datos a los ingleses… Digamos que sabían mucho de negocios.

También hubo historias oscuras, como por ejemplo en 1946, Paula la esposa de Fritz, fue acusada de asesinar a su amante, un finalista griego. Ella fue condenada a 8 años de prisión y a Fritz, pareció importarle muy poco. También para esta época, los dos hermanos se convertían en los principales accionistas de dos de las más importantes hilanderías. Así compraron bodegas y viñedos de champagne, bienes raíces y hasta un hotel de lujo.

Durante la década del 50, comenzó la fiebre de coleccionar autos europeos, principalmente Bugatti. Tal vez esto se debía a la cercanía a Molsheim, de donde partían las máquinas de Don Ettore. Esto se convirtió en una manía, comparable a cuando nosotros compramos 5 autitos a escala todos juntos, y empezaron a comprar por todo el mundo. Se dice que los corredores de la textil, tenían la facultad de vender las telas a cambio de Bugattis. Todo sea por el hobbie.

Claro que como los dueños de autos clásicos se enteraron de esta fiebre, los precios empezaron a subir, por lo que los hermanos debieron desparecer de toda subasta o negociación, para no pagar de más por cada auto. Y tal cual nos sucede a muchos de nosotros, varios modelos los tenían repetidos. En algunos casos se contabilizaron más de 30 unidades similares. A esta altura, para hacer estas compras, los libros contables ya empezaban a, digámoslo universitariamente, no reflejar lo más real posible, las finanzas de la empresa.

En 1963 Bugatti, en manos de la Hispano Suiza, cerraba sus puertas, y nuestros conocidos hermanos compraron todo. Desde el mobiliario y las herramientas hasta más de 20 autos, entre los que se incluía la Bugatti Royale que manejaba el mismísimo Le Patron. Es como cuando nosotros nos topamos con alguien que quiere vender toda su colección. Y al año siguiente otra vez patean el tablero, cuando compran la mayor colección de Bugattis en los Estados Unidos. Así, en una sola operación, adquieren la colección Shakespeare de 30 Bugattis, que llegan a la fábrica en un tren rentado exclusivamente para llevar a estos modelos. Como la colección Schlumpf ya era una de la más importante, deciden contratar varios empleados para el mantenimiento de estas joyas.

Claro que el precio que se estaba pagando era demasiado, no por el valor en si, sino porque salía más dinero que el que ingresaba a la textil. Hans fue el primero en detectarlo, pero parece ser que el hobbie era demasiado fuerte para detenerlo. Y todo estalló, cuando en el diario local se solicitaba personal para el mantenimiento de los autos, al mismo tiempo que se adeudaban sueldos a los operarios textiles. La huelga no se hizo esperar y la fábrica cesó su producción.

La mansión de los hermanos fue cercada por sus empleados, quienes le cortaron la luz y el agua, mientras que reclamaban el pago de haberes atrasados. Acorralados, los hermanos y sus familias, con la ayuda de la policía, local logró huir en tren a Suiza, con el dinero, pero dejando atrás esa colección que les había llevado varios años de sus vidas. Los obreros tomaron la fábrica y luego de varias negociaciones, el estado francés se hizo cargo de los autos y de las deudas.

Hoy el Cité de l'Automobile, es un museo que alberga una de las colecciones más importantes del mundo donde pueden verse más de 400 modelos de los 700 disponibles. Hay más de 120 Bugatti de todos los modelos, como la Tank 32, el T251 de Fórmula Uno o la Royale que nos acompaña. También en la colección, hay una docena de modelos que fueron llevados de la Argentina en la década del 60.

La réplica de esta Bugatti, pertenece al fascículo número 4 de la colección, “Los más bellos coches de época”, editorial Altaya, edición Argentina. Si quieren visitar el museo y no pueden ir, les recomiendo que vean el video, donde aparece este Royale.

Esto es una idea de Diecast Central. Y el último pedido que les hago, es que en ese blog dejen un tema, con un número así el que quiere, después escribe sobre él. El de este mes, el ganador fue “Estafas”, propuesto por el Cabo Reyes.

Saludos, buena semana y va a parar!!!!

28 comentarios:

  1. muy interesante la gesta de los Schlumpfs-
    yo conocía algo del tema pero se ve que mi versión era más pasteurizada y poética.
    de hecho, yo esperaba hacer un post algún día con la historia.
    pero tengo que reconocer que mi versión era más poética, yo no conocía la parte oscura.

    es lógico, como bien dijo al principio, hay una cantidad máxima de plata que se puede hacer honestamente en una vida.
    para exceder ese límite honesto y específico hay que cagar gente.

    o aplicar el Gaucho Metodo.
    llame ahora, llame ya!
    las operadoras están esperando!
    0-800-GAUCHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como anda Gaucho, la verdad es que creo que para amasar la fortuna, que han hecho estos hermanos, me da la espina que hay algo medio turbio. Es muchísimo el dinero que hicieron, produciendo telas...
      Y encima compraron más de 700 autos de colección. Como hicieron? Para mí utilizaron el Gaucho método....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
    2. Estimados tengo este modelo y otros a la venta

      Eliminar
    3. Ok, mandame un mail a vasquito70@hotmail.com

      Saludos!!!!

      Eliminar
  2. Yo pensaba que el Gaucho Metodo era cagar gente!

    Bueno amén de los improperios generados por el tema ganador los frutos fueron dulces, la nota le salió de maravillas y defendió muy bien la camiseta, un lujo la entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cabo, el Gaucho parece que es solo un aprendiz, pero ojo que crecen rápido...

      Que bueno que le haya gustado, pero la verdad es que creo que me excedí demasiado. Es muy larga y puede cansar.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  3. Muy buena pieza, dejando de lado los pocos defectos que puedan tener, es muy fina, tiene un color que le queda muy bien, es una buena joya.
    Muy buena la hazaña de los hermanos,

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Seat!!!!! Coincidimos, en que el color es uno de los puntos fuertes de la réplica. Tiene sus defectos, pero hay que pensar que es de un coleccionable y que estos modelos reales, tienen muchos más detalles que los autos actuales.

      Los hermanos? me parece que se excedieron en el hobbie. Nosotros llegaremos a hacer lo mismo?....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  4. Muy buena pieza, esta colección de Altaya saco modelos increíbles a precio casi de regalo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tunning!!!! Si, la verdad es que esta colección es la mejor de Altaya.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  5. Excelente nota sobre "la estafa"; ¿qué fue de la vida de estos muchachos luego de la huida a Suiza? El auto, como toda Bugatti, una joya, lo mismo que la miniatura.
    Ahora, dos cositas que quiero comentar, por lo cual cito las correspondientes frases:

    1- "Me imagino que a todos nos sucede que coleccionamos autos a escala porque hacerlo en tamaño real es imposible".
    Increíble, pero será quizás porque nunca tuve un peso, que ya desde chico soñaba con tener las miniaturas de los autos de carrera, pero nunca soñé tener los reales. Eso si, ¡soñaba con ser corredor! O sea, no tenerlos, pero si correr con ellos.
    2- "En este mundo que nos toca vivir, permítanme ser un tanto incrédulo, puesto que no creo que con trabajo honesto se pueda convertir uno en un multimillonario."
    Acá concuerdo 100% con esa frase. La tan famosa "La plata se hace trabajando", es una mentira que se usa, en muchos casos, para justificar los robos y estafas cometidos para llenarse los bolsillos de dinero. Trabajando honestamente, lamentablemente sólo nos alcanza para sobrevivir, y con suerte en algunos casos dignamente...
    Muy buena nota Vasco.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh, no creo que si tuviese plata coleccione autos reales, pero seguro que uno tiene más de uno, y después compraría una camioneta, y un deportivo, y etc etc etc.....
      Trabajando se hace dinero, pero no creo que se pueda llegar a comprar más de 700 autos trabajando honestamente. Ojalá que si, pero si salieron huyeron y no hubo reclamos, me parece que no eran trigo limpio....
      Los Hermanos? Ambos fallecieron sin salir de Suiza. Hans en 1989 y Fritz en 1992.

      Saludos Juanh!!!!!

      Eliminar
  6. Cuando uno se interioriza de las historias de estos "coleccionistas" calmamos bastante el remordimiento de nuestras conciencias por quemar dinero en autitos de "juguete"...
    La miniatura es imponente por su tamaño, y las ruedas también.
    Felicitaciones por las muy bien logradas fotos de la misma.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja cruiser, pensé lo mismo!!!!! creo que nosotros también hacemos esas locuras, pero por suerte a escala....
      Si, el tamaño y el peso de esta Royale parece el doble que de cualquier miniatura.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Hola M.Sport!!!!!!! Si, es una de las joya de la colección, deberías verla al lado de un Mini....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  8. Está por ver un Bugatti que sea feo o que no llame la atención...
    Además de que sus motores eran prodigios de la ingeniería.

    Muy buena esa colección, y este modelo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio!!! Para mí, Bugatti es sinónimo de belleza. Verlos y pensar que tienen décadas encima, con esas curvas y esos motores, la verdad es que tienen un misticismo que los hace irreal. creo que entiendo a los hermanos Schlumpf.

      Me gustaría ir a ver esa colección...

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  9. Excelso, excelso y excelso. Qué historia y qué auto.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eddie!!!! Todo es excelso en ese auto. La belleza, el tamaño, el motor, la historia. Creo que es un icono no solo de los autos sino también del estilo de vida de esos años.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
    2. pensar que luego los motores se usaron para mover locomotoras

      Eliminar
  10. Gran historia.
    Me recuerda a una colección privada de Rolls que visité este año, y era impresionante. Aunque no habrían tantos autos como la de los hermanos Schlump. Su caso me parece desmesurado, se debe saber parar a tiempo, si no la virtud se convierte en vicio...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi, que buena frase "La virtud se convierte en vicio" Creo que esta gente tuvo demasiados vicios, ya que una vez que huyeron a Suiza nunca más salieron, aunque vivieron hasta el final de sus días en un hotel de su propiedad... Jamás volvieron a Francia, debido a que eran perseguidos por la "Policía Financiera"

      Saludos Xavi!!!!

      Eliminar
  11. Bugatti, es sinonimo de muchas cosas, pero elegancia y portentosos motores, unidos a estilo, exclusividad...y tantas otras cosas, hacen de cada pieza, una joya.
    Es una réplica fantastica, Enhorabuena.

    SALUD Y +GAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José!!!!! La verdad es que es una de las mejores réplicas pensando que es de un coleccionable. Tal vez uno de sus mayores méritos es ser un Bugatti....

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  12. Hermoso modelo, realmente fascinante, esta muy bien replicado.
    Felicitaciones!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Johan!!!!!! Que bueno que estés por acá, y que te haya gustado el modelo. Un Bugatti siempre cae bien.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad