jueves, 14 de febrero de 2013

Renault Goélette (1975)


Hoy vamos a ver un taxi. Ese invento que ha movilizado ciudadanos en todo el mundo y que en nuestro país nos ocupamos de adecuarlo a la economía y lo transformamos en el colectivo. La duda que tengo no es sobre el taxi en sí, si no sobre su chofer. Ese noble trabajador que nos lleva a todas partes, siempre con una sonrisa ya sea por la ciudad, el campo, con un noble sedán último modelo o con un Renault Goélette de 1975. ¿O no es tan así?

El taxista es una raza muy especial de los que habitan las calles de la ciudad, por lo menos la de Buenos Aires. No vamos a generalizar, pero creo que cada uno puede agregar o sacarle alguna característica. El primer punto es lo que nosotros denominamos “chanta”. Es un sabelotodo de las calles. El conoce el negocio como ninguno, sabe quién es el bueno, el malo y el feo. Pero obviamente, él es solo una víctima de los demás, nunca una autocrítica.

Si hay un accidente, jamás veremos a un taxista admitir que fue suya la responsabilidad. No importa si iba a 10 km/h interrumpiendo el tránsito o que dobló bruscamente sin avisar, que no lleve las luces o que directamente paró a mitad de cuadra a comprar caramelos. Nunca pero nunca un taxista va a provocar un choque. Eso es responsabilidad de los particulares, colectivos, motos o peatones.

Por lo general, esta raza de automovilistas, se jacta del “levante” que tiene con las mujeres. “No sabés!!!, llevé a una modelo y como no tenía plata para pagarme, me invitó al departamento…” Estas anécdotas pueden sufrir malformaciones con el tiempo para llegar a ser verdaderas fiestas sexuales, donde el noble chofer se terminó acostando con toda la troupe de un teatro de la calle Corrientes, aunque el origen de la historia sea en los bosques de Palermo, con una señorita de voz muy gruesa…

También es un hábil comerciante. Siempre tienen la suerte de dar con un viaje de 300 km y llenarse de plata. “Yo en 4 horas, ganó la misma plata que ganas vos en 12…” Y la verdad es que es para felicitarlos, porque no sé como lo hacen, cuando uno los ve durmiendo bajo un árbol… Por suerte, eso no es una regla, y hay muchísimos taxistas que hacen la calle por varias horas, pero siempre aparece el que dice “Vos no sabes trabajar, yo hago el doble que vos”.
 
Y esos mismos que ganan fortunas, son de lo más ahorrativos. Están todo el día con un vaso de agua gratis, un cigarrillo pedido y cargan solo la mitad del tanque de gas. Eso es muy raro, porque si hacen tanto dinero y no lo derrochan, tendrían un excelente nivel de vida. Sin embargo, uno los ve con los coches sucios, desarreglados y ni le preguntemos si tienen la patente al día. Por suerte, cuando uno se encuentra con un taxista que le dice la verdad, nada de esta simulación sucede. Claramente, le admite que no hizo un peso, y que por eso, solo almorzó una porción de pizza en lo de Mingo. Ese es el verdadero taxista.

Más allá de estas características, la mayoría de los taxistas son de esas personas que en más de una ocasión nos han salvado. Ya sea llevándonos de una punta a la otra, o simplemente dándonos una mano si la necesitamos. Habría que ver qué sucede con ellos en otras partes del mundo, cuáles son sus características, con virtudes y defectos.

Con respecto a este Renault, se fabricó desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1947 hasta 1965. En su historia se lo conoció con distintos nombres como Goélette, Voltiguer o 1000 Kg, debido a su capacidad de carga. Tuvo motorizaciones que fueron desde los 2 litros hasta los 2.4 en las versiones nafteras y desde 1.8 hasta los 2.7 en los motores diesel. La tracción era trasera, aunque a pedido del ejército se desarrollo una versión con tracción en las cuatro ruedas. 

Como se pueden imaginar, este vehículo fue multipropósito. Su origen se debe al pedido del gobierno francés de desarrollar un vehículo mediano de carga, para ayudar con la reconstrucción del país. Por eso Citroën tenía su Type H y era su principal competidor. Estos utilitarios se los puede ver tanto para el trabajo civil como militar u oficial, ya que fue utilizado por el correo postal.

Cuando su sucesor el Super Goélette SG2 vio la luz, este modelo fue discontinuado y muchos de ellos fueron a África, a las colonias francesas. De ahí surge esta versión como taxi de la ciudad de Dakar, aunque su función era más como la de un colectivo o bus, ya que servía para ir de una ciudad a otra, con varios pasajeros en su interior. De ahí la leyenda en su lateral “Transport en commun” .

La réplica de las fotos, corresponde al número 12 de la colección “Taxis del Mundo”, editorial Altaya. El video es para que vean como son estos lindos modelos.

Será hasta la próxima entrada en una nueva edición de Diecast Central. Y recuerden, no es lo mismo un taxista que un taxiboy

24 comentarios:

  1. hablando de tacheros,
    hace un tiempo un taxi me hizo una mala maniobra que sólo gracias a mis reflejos no terminé con mi auto arriba de un árbol.
    en principio le tiré una maldición al chofer, algo así como "te vas a podrir en el infierno".
    luego lo pensé mejor y le dije "no hace falta desearte nada porque ya ahora estás en el infierno".
    no me gusta ni el oficio ni los oficiantes.
    aunque cuando subo a algún taxi siempre pregunto si alguna vez les dijeron "chofer, siga a ese auto!".
    el goelette? me parece un extraño injerto, no me simpatiza demasiado. no tenía algo mejor para postear? por ejemplo un tunning...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, todos tenemos historias para contar de los "tacheros". Quién no se ha peleado con alguno?
      El trabajo es un poco insalubre si lo pensamos que está sentado durante horas, con poco dialogo, manejando en el querido tránsito porteño. Eso no justifica, la mala actitud de varios de ellos.
      No le gustó el Goélette? Un clásico en Europa, en España es muy conocido. Imagínelo más civilizado.
      Los tunning (no confunda con Mauro) son otra especie, de la cual muy pronto hablaremos.

      Saludos!!!!

      Eliminar
    2. es que el tunning no es un bicho

      Eliminar
    3. Ya me ha dado otra idea para postear.....

      Eliminar
  2. conocí taxistas simpáticos nobles y también delincuentes y de poca monta, seamos francos, no son dos o tres, son muchos y se cuentan por miles. Y no son otra cosa que una muestra de lo que somos. El modelo es hermoso y réplica de un vehículo que conocí gracias a esa legendaria colección de taxis del mundo, sino yo ni me enteraba siquiera de su existencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cabo, coincido que son un reflejo de la sociedad, pero hay razas que nivelan para un lado bueno y otras que son lo opuesto y nivelan para el lado malo....
      El modelo me gusta, porque sale del automóvil convencional, aunque para nosotros tiene más pinta de micro escolar que de taxi....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  3. Ótima sua cronica e depois a história do carro!
    Bela mini.
    Temos um amigo em comum, cujo tio Roma, foi taxista em Bagé. Mas era um homem muito sério, nada parecido com os de sua cronica!

    Um abraço Vasco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rui!!!!
      Seguro que hay taxistas que son muy serios y responsables, pero siempre se destaca el que se cree más vivo que los demás...

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  4. Y si otro deja Vu, pero en este caso no del modelo en cuestión, sino de la reseña.
    El padre de un amigo mio fue taxista durante 20 años y siempre se jactaba de que se las sabia todas, que había llevado al gordo Porcel, Fidel Pintos y no se cuantos famosos mas....y ni hablar de mujeres, el tipo era el rey de la noche, por no decir otra cosa que va a quedar muy mal escrita en este post.

    En definitiva, la propia mujer lo deschavo un día, cuando yo había ido a la casa a ver a mi amigo y el tipo seguí contando anécdotas: "Callate, deja de bolacear de una buena vez..."

    Le aseguro que la escena era para filmarla !!! jaja

    Le mando un abrazo, hoy le mande un mail!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mauro!!!!!
      Tal cual como vos decís, se levantan a las mejores actrices y modelos, pegan viajes a Mar del Plata. Son personajes de una película de Olmedo y Porcel...

      Ahí le contesté el mail.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  5. Taxistas prepos existen en todas partes acá muchos se aprovechan de conducir así, escudándose en sus pasajeros...en relación al modelo lo poseo junto los demás de la coleccion altaya...saludos desde DICHATO, CHILE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Gracias por tu visita. Al parecer el taxista, repite las cosas malas en varias ciudades... Sería bueno que solo aprendan las cosas buenas.

      Gracias por el comentario, espero verte seguido por acá

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  6. Curioso modelo y curioso tu comentario sobre los taxistas, parece que no se aburre uno de escuchar las aventuras de vuestros taxistas...
    Acá se quejan de que echan muchas horas, de lo mal que conduce el resto (es que son unos espabilados!) y de que a veces sufren robos (sobre todo de noche). Pero acá en España una licencia de taxi puede costar en una buena ciudad más de 60.000 euros y es muy difícil conseguir una, aparte de que para ejercer necesitas la licencia BTP y aparte aprobar un exámen de calles que suele pedir el ayuntamiento correspondiente (y no es nada fácil aprenderse todo el callejero de memoria de una ciudad como Madrid).

    Por lo demás, no lo ganan demasiado mal y hay muchos aspirantes a los pocos puestos que hay (pasan entre familiares).

    En cuanto a la miniatura la conozco de hace tiempo, pero en España creo que no vimos Goelettes, ya que la dictadura impedía importar vehículos (por eso se tenían que construir acá bajo licencias, no habiendo Renault fabricado ningún furgón como éste en España).

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio!!!!! Cuanto sale la licencia????? Acá también es cara, pero no a esos niveles. Una licencia está como un 0 km, es decir que para arrancar, hay que tener mucha plata. Y el Gobierno hace bastante que no otorga nuevas licencias, por lo que hay que caer en alguien que la quiera vender.

      Pensé que en España era muy visto, puesto que hay varios de Altaya (Danone, Michelin o Cerveza San Miguel)

      Saludos!!!!!

      Eliminar
    2. He llegado a ver hace tiempo, licencias para Madrid a un precio de más de 300.000 Euros. Una locura...
      Acá las licencias las saca cada ayuntamiento, no depende del gobierno. Pero pasa lo mismo que allá, debes encontrar a alguien que te la quiera vender y no es fácil.

      No te fíes de Altaya, es muy "fantástica" sacando modelos con decos que no existieron (para amortizar el molde, claro). Pensé que sabías ese hecho, pero ya te digo yo que Goelettes fueron una rareza en aquellos años en España.

      Saludos!

      Eliminar
    3. 300.000 euros!!!!!! Tanto gana un taxista allá? Una fortuna es eso para nosotros...

      Eliminar
  7. Esta miniatura es fabulosa, y a pesar de la distancia geográfica, me hace acordar mucho al trabajo de fileteado que solían tener los colectivos urbanos y camiones de esta parte del mundo unas cuantas décadas atrás. Una maqueta deliciosa que también tenemos gracias a aquella colección de Altaya.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cruiser!!!!! Es cierto, el fileteado es similar. Ya me imagino a un porteño en Dakar...

      Este tipo de colecciones nos dan la posibilidad de tener esos modelos que nunca compraríamos...

      Saludos Cruiser!!!!

      Eliminar
  8. Hola Vasco; acá los taxistas suelen ser personas que, cansadas de buscar trabajo o de trabajar en algunos que no le reditúan el suficiente dinero para sobrevivir, terminan trabajando en un auto. Los hay de todas clases: aquellos dueños de varios coches y con choferes a su servicio, el que tiene el único auto y el que no tiene nada y trabaja para otro que, irremediablemente, lo explota. Por aquí hay mucha gente que se convirtió en taxista cuando en los años noventa aparecieron las jubilaciones anticipadas; se jubilaban, y con el dinero que recibían compraban un auto nuevo y se ponían a trabajar de taxistas.
    Generalmente son muy buenas personas, trabajadores como todos nosotros, pero nunca falta el que, si no conocés la ciudad, va a intentar llevarte por unas cuadras de más o engañarte de alguna manera. Pero es como en todo; yo los respeto mucho, y más al no tener auto propio, ya que muchas veces nos han sacado de un apuro.
    El auto muy vistoso, y con colores acordes a la ciudad; otro de los tantos que conocemos gracias a Altaya.
    Abrazos!
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh!!!!! Acá también hay mucha gente honesta, pero siempre se destaca, como vos decís, el que te da mil vueltas para sacarte más plata... Como dice el Cabo, son un reflejo de la sociedad.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  9. Tengo un conocido que es taxista y cuenta cada cosa... que aquí no se puede platicar. Me limito a decir que algunos taxistas (solo algunos, no es regla, Ok?) son como los marineros, con una mujer en cada puerto.. o barrio.

    Muy bonito el colectivo. Aqui le hubiese hecho buena faena a las famosas "Combis".

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como va Eddie!!!!? Es cierto, todos tienen amantes, no se como hacen, creo que me voy a comprar un taxi.....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  10. Un vehiculo muy interesante y llamativo, es una pieza que compartimos ya que nada mas que la vi me gusto, no es que sea una gran pieza ni que tenga super detalles (mas bien al contrario) pero me atrajo mucho cuando la vi por primera vez.
    Saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Joanlla?!!!
      A los coleccionables los podemos criticar por muchas cosas, pero hay algo que me parece fundamental: dan la posibilidad de incorporar esos modelos que de otra forma no lo haríamos. este es un caso, es llamativo, no de gran calidad, y tal vez en una casa de hobbie pasa desapercibido. Lo bueno es que fue rescatado.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad