martes, 3 de septiembre de 2013

Dongfeng 988 (2000)

La globalización nos ha acostumbrado a ver autos iguales pero con distintas marcas, algo que antes era muy difícil de ver, salvo los vehículos de un mismo grupo empresarial. Después vinieron las alianzas entre empresas, que hicieron que una le pase a otra todo lo que dejaba de producir, como una manera de recuperar sus fondos de inversión. Pero hoy todo está tan mezclado que uno puede ver un auto con la insignia del doble chevrón pero con una marca china, como en este Dongfeng del 2000.

Es entendible que las grandes empresas deben tejer alianzas para exprimir todo lo que se pueda las inversiones, a la vez que se bajan los costos de expansión. Pensemos en este caso. Citroën quería ingresar al mercado chino, ya que el mercado donde se movía estaba saturado por la competencia, y China presentaba un gran potencial, debido a su creciente economía. Pekín se sacudía la modorra a principio de la década del 90, postulándose para la sede de los Juegos Olímpicos del 2000, y aunque no fue designada organizadora, hizo que todos los ojos se poseen en esta antigua ciudad. La revancha llegó en el 2008, cuando el mundo quedó maravillado con toda la parafernalia presentada por los asiáticos.

Citroën también vio con buenos ojos el mercado chino, pero debido al régimen de gobierno reinante y a los altos costos que implican una planta nueva de producción, buscó un socio local. Y ahí es donde establece sus lazos con Dongfeng, una empresa estatal fundada en a fines de los cincuenta. Dongfeng, cuyo significado es “viento del este”, se dedicaba principalmente a la producción de camiones y camionetas, y en menor medida a vehículos para uso oficial, inspirados en modelos americanos.

El programa se iniciaba con la fundación de la Dongfeng Citroën Automotive Company que iba a producir el conocido ZX de la marca gala, bajo el nombre de Fukang, que significa “Prosperidad y salud”. Nota del autor: no me imagino decir “tengo un Viento del Este Prosperidad y Salud modelo 2000”.

Los primeros modelos solo eran ensamblados en China con componentes traídos desde Francia, por lo que el valor del Fukang no permitía una gran comercialización. Solo 1.000 unidades en 1995, pronosticaba un duro camino, pero los chinos no estaban dispuestos a esperar la maduración normal de un producto, y decidieron hacer dos plantas para fabricar todos los componentes y así tener un auto chino al 100 por ciento.
 
Para fines de los noventa, se presenta el Dongfeng 988 Fukang que nos acompaña y la producción ya alcanzaba las 50.000 unidades anuales. El auto, a pesar de ser marca Dongfeng, lleva la insignia del doble chevrón, y en su parte trasera se puede leer tanto Citroën ZX, como Fukang 988. Y es esta área donde está la gran diferencia con el producto francés. El Citroën chino tiene baúl y no un portón trasero como el modelo que se vendió en Europa.
Hoy en día, la producción anual es de más de 400.000 unidades de sus distintos vehículos los cuales pueden ser el conocido Peugueot 206, pero llevado con el logo de Citroën en su trompa y la marca Dongfeng en su baúl… Y le pueden sumar más modelos de la casa del león como el 207, 307 o 407. Y otros autos chinos pueden ser los modelos de Citroën C4, C5 y C6.  

No conformes con esta mezcolanza de marcas, logos y modelos, también hicieron lazos con Honda para sus modelos Civic y CV R y con Nissan para el Teanna y con Kia, y con Hummer y con marcas de camiones y etc. etc. etc.

Si me preguntan, la verdad es que no soy amante de toda esta globalización, como que el auto deja de tener su impronta, para adoptar otra personalidad ajena a su idea original. Pero también entiendo que es una manera de poder sobrevivir de estos gigantes industriales, a la vez que le dan a muchísima gente la oportunidad de tener un vehículo.

La miniatura es de Ixo para el coleccionable de editorial Altaya “Taxis del Mundo” y corresponde al fascículo 38. En el vídeo van a ver algunos modelos, pero principalmente al Hummer chino en acción…

Saludos, buena semana y espero que les haya gustado este taxi chino

18 comentarios:

  1. convengamos que es un auto electrodoméstico, no un auto de culto.
    la mezcla de linajes globalizados es imperdonable en un aston o una ferrari,
    pero en estos autos basta que anden.
    y este auto de nombre largo y raro es igual o mejor que lo que podemos conseguir acá por esa plata: mecánica citroen, 4 puertas y baúl.
    eso sí: que sea lindo es otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaucho!!!
      Creo que es al revés, por ser una mezcolanza es un electrodoméstico.... Si le pasara a una Ferrari diríamos que un gran electrodoméstico....
      Puede ser que allá lo consigan más barato, pero también es inalcanzable para la población. Cada empleado de Dongfeng debe estar en los U$S300 mensuales....

      Lindo no es, en eso estamos todos de acuerdo.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  2. Pues sí, allá en China muchos automóviles desechados por la imparable modernidad y competencia occidental conocen una segunda vida. Ya pasó anteriormente con SEAT y su Toledo primera serie, comprando los chinos toda la línea de producción y fabricándolo allá con un facelift y poco más. Las dos partes salen recompensadas.

    En cuanto a coches chinos, no se venden en Europa debido a su poca seguridad activa y pasiva y a las normas estrictas de antipolución, lo que hace que se encarezca mucho el producto y ya no merezca la pena (muchas marcas europeas construyen también vehículos económicos y de mejor calidad).

    En cuanto a la miniatura, nunca me gustó pues yo ando detrás del ZX "verdadero" (que se hace complicado de hallar) y éste me parece un engendro, pero sí es una pieza curiosa y exótica. Es como la comida china, que harta pero no alimenta... no sé si me entienden. De todas formas tú le diste la oportunidad y además es una pieza muy económica.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio!!!!

      Muy bueno lo que dices, es como que tienen una chance más, y desde ese punto de vista no lo veo mal. El tema del gusto es muy personal, creo que ningún occidental compraría un auto chino por bueno que sea.

      La miniatura es tan fea, que decidí publicarla como un reto. Si sale este auto puedo publicar cualquier cosa....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  3. Los orientales siempre han vivido como en otro mundo, su propio mundo y piensan que lo conquistan todo lamentablemente muchas de las cosas que se usan aca en Chile son Made in China, nos pasa con el cobre en nuestro pais. Un auto comun y corriente pero al estilo Chevrolet Monza. Saludos Laburu43

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose!!!!!

      Estaría bueno saber que piensan ellos de nuestros autos.Se deben reir de los nombres que tienen, que no significan nada como los de ellos.
      Cada país piensa que es el mejor del mundo. Los chino no son la excepción....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  4. La miniatura es linda, pero la verdad, si no te molestas amigo, este Dongfeng Fukang no me causa ni fung ni fang...
    Le perdono a los chinos que hagan estos autos "copia"; es que son tantos millones, que alimentarlos y transportarlos no es cosa sencilla.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh!!!!

      Quedese tranquilo buen hombre, esto ha sido un ejercicio de como publicar un auto feo, de una marca fea, con un nombre feo. Y para mi gusto quedó... lindo

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  5. Desde algunos ángulos hasta se confunde con un R19, yo lo felicito por el coraje de incorporarlo a la colección, yo no me hubiera animado!

    La historia de por sí interesante, faltó incluir Al Chevrolet/Opel Corsa que por aquellos pagos era presentado como Buick...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cabo!!!!

      Hay que tener huevos para comprarlo, pero más para publicarlo.... Quien no tiene un muerto en el placard? o dos... tres?

      Ya en la preguerra, a un mismo modelo se lo comercializaba con distinta marca, según el status del cliente.... Consumismo inducido....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  6. Uno de los coches que a no ser por la colección "Taxis" no estaría en mis vitrinas... Es el abuelo del C-Triomphe, o lo que es lo mismo, nuestro C4 sedán. Al mío le borré las inscripciones laterales. Es una miniatura básica pero paga por la curiosidad de su diseño y su historia.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cruiser!!!!

      Ahí le doy la derecha a Altaya, que por más básica y fea que sea la miniatura nos da la oportunidad de conocer al modelo y su historia. Los chinos tuvieron la suerte con el auto real, nosotros con la miniatura....

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  7. Hola.

    Yo tambien tengo el Citroen ZX sedán, pero a escala 1:18. La verdad es que es una maqueta curiosa.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joan!!!!!

      No sabía que estaba en 1:18, pero pensando que es un auto chino, supongo que es muy difícil que no lo hagan. Espero verlo en tu blog.

      Saludos!!!!!!!

      Eliminar
  8. A mi también me resulta feo este auto, pero para un Altayero de raza como usted, no puede faltar en su colección!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tunning!!!!!

      Es mejor un Ixo/Altaya en mano, que 100 Minichamps volando....

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  9. Tiemblo solo con pensar que un país con 1.300.000 habitantes empiece a consumir recursos energéticos derivados del uso del automóvil.
    Ademas hay que sumar los efectos a nivel mundial producidos por la polución atmosférica , en un país ya de por si altamente contaminado.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi!!!!

      Digamos que China puede inclinar la balanza para cualquier lado, no solo en los recursos y en contaminación....
      Pero como negarles el derecho de algo que nosotros mismos hacemos? Y no hay que olvidar que las empresas que promulgan esos problemas son occidentales. Mientras que no haya voluntad de solucionar los problemas, cada vez va a ser más grave....

      Saludos!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad