sábado, 19 de marzo de 2011

Williams F15C Renault (1993)

Hace unos meses, veíamos como Nigel Mansell, el campeón de Fórmula 1 de 1992 se retiraba de la categoría para irse a correr el Campeonato Estadounidense de IndyCars. ¿Pero que sucedía entonces en 1993 en la Máxima? Los invito a recorrer este nuevo año a bordo del auto campeón, el Williams F15C Renault, manejado por el “Profesor” Alain Prost.

Ya antes de comenzado el campeonato había grandes novedades. A la partida del campeón se sumaba la de Honda, que dejaba sin motores a la escuadra de McLaren. Se producía el retorno del triple campeón Alain Prost después de un año sabático. Damon Hill pasaba a ser un integrante estable, al mando del otro Williams con su mítico número cero en los pontones. Se producía el debut de Michaell Andretti, hijo del recordado Mario en el segundo McLaren. Debutaba el Team Sauber, con Wendlinger y Lehto. Ferrari seguía con Alesi y Berger. Y Benetton con Schumacher y Patrese.

La primera del año era para Prost, en Sudáfrica. Sin embargo Senna gana la segunda en su tierra. La tercera fecha es en Inglaterra y bajo la lluvia, Senna se impone por segunda vez al año, efectuando en el primer giro “la vuelta de Dios”. En San Marino y España, devuelve el profesor con dos triunfos, pero la sexta fecha es en Mónaco, feudo de Senna, que se impone por sexta vez.

A partir de ahí se producen una seguidilla de cuatro triunfos al mando del francés, que sumados a las pobres cosechas del paulista, dan un rumbo al campeonato casi ineludible. Fueron Canadá, Francia, Gran Bretaña y Alemania. Y para que no queden dudas del potencial del auto, Hill se anota su primer triunfo en la categoría en Hungría y repite en Bélgica e Italia.

En Portugal, debido al pobre desempeño, es despedido Andretti de McLaren y hace su debut el finlandés Hakkinen, proveniente de Lotus. La carrera la gana Schumacher, a estas alturas considerado como una verdadera figura de este espectáculo. Pero lo más importante lo producía Prost. Anunciaba que a fin de año dejaba definitivamente la Fórmula uno y con su segundo puesto se coronaba campeón por cuarta vez en su historia.

Las últimas dos competencias eran dominadas por Senna, que a estas alturas estaba totalmente distanciado de su equipo y firmaba para pilotear el Williams en la temporada venidera. En la última carrera, comparte podio con Prost y tras años de grandes maniobras y fuertes peleas, se reconcilian con un abrazo final. Lamentablemente, este no solo sería el último podio del francés, sino también del paulista…

Les dejo imágenes del Williams, un video y fotos de la réplica correspondiente al fascículo 15 de “100 Años de Sport Automóvil” de la editorial Altaya, edición Argentina.

Saludos amigos!!!!!!

4 comentarios:

  1. quien gano mas?...o quien fue el mejor? si es que una cosa va necesariamente de la mano de la otra...Prost,Senna o Schumacher ?

    ResponderEliminar
  2. Schumacher rompió todos los records, pero nadie puede dudar que el carísma que tenía Senna lo hacía único e irremplazable. Lo seguimos extrañando.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Adoro este Auto!. Uno de mis favoritos de la F1.
    Excelente Post

    ResponderEliminar
  4. Gracias Nico!!!! Espero verte más seguido por acá

    Saludos!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad