sábado, 16 de abril de 2011

Audi Quattro Sport E2 (1985)

¿Quieren Rock? Entonces vamos a manejar un Grupo B de Rally de la década el ochenta. Tal vez la categoría más salvaje de autos. Será por eso que es una de mis preferidas.

Imaginen autos con formas cercanas a coches de series, pero que eran prototipos en sus entrañas, con un peso apenas por encima de los 1000 Kg, tracción en las cuatro ruedas, una potencia superior a los 600 caballos y caminos de tierra, nieve o asfalto, estrechos, con curvas ciegas, saltos, vados y miles de personas a sus costados. Un cóctel explosivo, pero también muy peligroso.

Y vamos a recorrer estos caminos a bordo de la marca que desencadeno a estas bestias, el que originó la revolución en el mundo del Rally. Audi, con su modelo Quattro Sport E2.
Si bien la tracción integral data de muchas décadas atrás, en un principio solo se requerían para automóviles del ejército o para alguna actividad específica, puesto que en un principio había un problema básico. Cuando el vehículo circulaba por el asfalto, y más cuando giraba, las ruedas funcionaban a velocidades diferentes y exponían a la transmisión a una fragilidad continúa. Pero para fines de la década del 70, Audi encontró la solución y decidió aplicarla a los autos de serie.

En 1980, presentó en el salón de Ginebra, el Audi Quattro, dotado de un motor de 5 cilindros, 200 Hp y tracción en las cuatro ruedas. Aunque en un principio, hasta los mismos directivos de la empresa se mostraron incrédulos de los resultados que podían obtener, los ingenieros sostenían que la fragilidad era cosa del pasado. En su presentación como auto “cero” en el Rally del Algarve, hizo mejores tiempos que los autos inscriptos para la competencia. De estar inscripto, hubiese ganado por más de 9 minutos al segundo….

Al año siguiente, por el campeonato europeo Franz Wittmann conduce por primera vez un Audi y lo lleva a la victoria por una gran diferencia. La marca de Ingolstadt estaba lista para el mundial. Para ello inscribe al finlandés Mikkola y a la francesa Mouton. El debut mundialista es en Montecarlo, que por problemas de frenos y de combustible, concluye con el abandono de ambas máquinas. Pero en la segunda competencia, disputada en Suecia, Hannu Mikkola le da el primer triunfo a la marca de los cuatro anillos. El finlandés repite victoria en la última prueba en Gran Bretaña y la francesa se convierte en la primera y única mujer en ganar una competencia por el rally mundial en la décima fecha disputada en San Remo.

Para 1982, se suma el Sueco Stig Blomqvist quien obtiene las victorias en Suecia y San Remo. Mikkola se alza con el triunfo en Finlandia y Gran Bretaña y la francesa Mouton, hace suyos los rallyes de Portugal y Acrópolis. Con estas seis victorias, Audi se alza con el campeonato de constructores, sin embargo el de pilotos se les escapa a manos de Walter Röhrl y su confiable Opel Ascona 400.

En 1983, se presenta el Sport Quattro, el cual cuenta con un menor largo, frenos ABS y un turbocompresor que eleva la potencia del motor de aluminio por arriba de los 300 caballos. En el rally, Hannu Mikkola a fuerza de triunfos en Suecia, Portugal con el Audi Quattro A1, y en Argentina y Finlandia con el A2 obtiene su titulo personal y el de constructores es para Lancia quien pone en marcha su prototipo 037.
1984 es el año de la consagración definitiva con los dos campeonatos para Audi. Stig Blomqvist se hace del suyo a fuerza de victorias en Suecia, Acrópolis, Nueva Zelanda, Argentina y Costa de Marfil. Y Mikkola aporta para la marca, los triunfos en Montecarlo y Portugal.

El año siguiente, Peugueot ya tenía totalmente desarrollado una verdadera arma: El 205 Turbo 16. Y nada pudo hacer la firma alemana para contrarrestar tal oposición. Solo pudo hacerse con la victoria en el Rally de San Remo a manos del alemán Walter Röhrl. Y es justamente este modelo el que nos acompaña. El Audi Quattro Sport E2.

Espero que hayan disfrutado de este auto, de las imágenes de la época y de las fotos de la réplica, correspondiente al fascículo 5 de “Rally Collection”, editorial Altaya, edición Argentina.

Saludos y hasta la próxima entrada.

3 comentarios:

  1. Aguante el "topolino" de Anibal !!!!

    ResponderEliminar
  2. Tambien me acuerdo perfectamente de este auto, hasta había uno "de calle" parado en Medrano al 700. Los grupo "B" fueron lo más y muchos fueron con los Grupo "B".

    Piston

    ResponderEliminar
  3. La mejor categoría!!!!! Y si no la prohibían se venía una con más potencia: El grupo "S". Una pena no verlos....

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad