viernes, 22 de abril de 2011

Renault AG1 (1914)

En toda contienda bélica, los vehículos son muy importantes en las batallas. Pero pocas veces esos vehículos son particulares. Y mucho menos son taxis. Sin embargo, hay una historia que tal vez sea única y la llevó a cabo el Renault AG1 que a continuación les presento.

La historia de la empresa se origina en Louis Renault, nacido en París en 1877. Era el cuarto hijo de un fabricante destacado de telas. Sin embargo, su pasión se centraba en las máquinas que día a día aparecían fruto de la Revolución Industrial. A los 16 años, debido a su amistad con Serpollet, fabricante de autos a vapor, desarrolla un dínamo que vende a la casa Delaunay. En 1897 ingresó en el servicio militar, y a su finalización adquirió un triciclo De Dion Bouton, que por traer un solo asiento, decide modificarlo con ayuda de su hermano Marcel, en un cuatriciclo para dos pasajeros.

Este cuatriciclo, no tenía otro motivo que el de esparcimiento para la familia Renault, pero empezaron a aparecer varios interesados en el nuevo vehículo. Es por ello, que los hermanos Marcel y Ferdinand deciden fundar en 1899 la sociedad “Renault Frères” dándole a Louis una gran participación a cambio de sus diseños.
Los primeros vehículos eran muy parecidos al primer cuatriciclo, impulsados por el motor De Dion de 273 cm3 y menos de 2 HP. Pero la novedad es la aparición conjunta del primer automóvil de conducción interna de la historia, por lo que el cuatriciclo pasa a ser un verdadero automóvil.

Para 1900, Renault emplea a más de 100 operarios y el motor es desarrollado para llegar a los 350 cm3 y 3,5 HP. Marcel, que era el cerebro de la administración, comprendió que la participación en las incipientes competencias era la mejor herramienta de marketing para la época. Es por ello, que se anota junto a su hermano Louis, en cuanta competencia automovilística aparece. Y el mayor éxito lo logran en la París Viena de 1902 con un motor desarrollado por Viet, que dejó las filas de De Dion para pasar a integrar el departamento de Renault. Y es así como la compañía diseña su primer motor.

Todo seguía su curso, pero en la París Madrid de 1903, Marcel encuentra la muerte, y es Louis, quien decide dejar la competición y hacerse cargo de la administración de la empresa. En 1905 desarrollan los primeros vehículos AG para la compañía “Compaigne des Fiacres” equipados con los primeros relojes “taxámetros”. De ahí se deriva la palabra “taxímetro” y de ahí llegamos al “taxí”. Con este contrato, se logra que más del 85% de los taxis sean Reanult.

En 1908 se retira Ferdinand, y la empresa pasa a llamarse Societé Louis Renault. Ese mismo año presenta el modelo AR de 9,5 litros y en 1910 incrementa la potencia de los 6 cilindros a 18, 35 y 40 HP.

En 1914, se desata en Europa la Primera Guerra Mundial, que enfrentó principalmente a los Imperios Austrohúngaro, Alemán, Otomano y Búlgaro contra Rusia, Francia, Inglaterra, Bélgica y EE.UU. entre otros. Los alemanes entraron en Francia con la intención de tomar París y llegaron a 100 Km de la ciudad, a orillas del río Marne. El General Joseph Gallieni reunió 10.000 soldados en la ciudad para enviar al frente, pero recibió la triste noticia de que no había transporte para ello.

La leyenda cuenta que en tono de broma preguntó “¿Y los taxis? ¿Qué pasa con ellos?”. El 6 de septiembre se reúnen en la Explanada de los Inválidos, todos los taxis de París. Se acordaron hacer los viajes de noche sin luces, para no alertar al enemigo. Cada vehículo llevaba en un principio a cuatro soldados, pero el transcurrir de las horas hizo que algunos hasta viajaran en el techo. Cada taxi hizo cerca de tres viajes que duraban dos horas hasta el destino. Para el 8 de septiembre ya habían llegado más de 6.000 soldados a la ribera del río, número suficiente para que los franceses eviten que París caiga en manos enemigas.


Esa es la historia del Taxi del Marne. Les dejo distintas imágenes y fotos de la réplica correspondiente al número 32 de la colección “Taxis del Mundo”, editorial Altaya, edición Argentina.

Saludos para todos!!!!!!

5 comentarios:

  1. Vasco, el taxi Renault está muy lindo, más allá de la aventura bélica que le tocó vivir.
    Ahora, con esos colores, parece más un arma de los alemanes que de los franceses.
    Hermosa miniatura.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanh, Digamos que es cierto, no eran los colores más apropiados. El detalle que está mal, son las bandas blncas en las ruedas. Según Cruiser, en aquellos años, todavía no se usaban. Se pueden sacar, pero prefiero dejarlo como vino.

      Saludos!!!!

      Eliminar
    2. Ja, me pasa lo mismo con el Fiat 1500 de Carlos Reutemann; no llevaba las franjas blancas, pero quedan tan lindas...:
      http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/04/084-fiat-1500-berlina.html
      Podrías dar vuelta las cubiertas, pero esas bandas blancas tienen un no se que...
      Abrazos!
      Juanh Racing Team
      http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/

      Eliminar
  2. La miniatura está preciosa. Taxi heróico.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola eddie, más allá del error de las bandas blancas, la réplica se defiende muy bien.
      Heroico el taxi y los taxistas, aunque se dice que cobraron los viajes más un plus del 27%. Patriotismo en efectivo más intereses....

      Saludos!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad