viernes, 29 de abril de 2011

McLaren M23 (1975)

Hace unos días estuve haciendo memoria sobre cual había sido el primer auto de mi colección a escala 43. Y la verdad es que no pude ponerme de acuerdo. Se que era de la marca Bburago, pero no hay manera de recordar que modelo fue el que inició todo esto. Sin embargo, recuerdo perfectamente el primer auto a escala. Es el McLaren M23 del bicampeón Emerson Fittipaldi en escala 1:16.

Veamos como fue el 75 para Emmo y su McLaren. El periplo comenzaba en Sudamérica y la primer fecha mundialista era en la Argentina. El autódromo denominado en aquella época “Municipal” se veía sorprendido por la pole del modesto Shadow de Jean Pierre Jarier quien lamentablemente no podía largar por problemas en la transmisión. Los Brabhams del argentino Reutemann y del brasilero Pace se alternaban la punta, pero en definitiva el ganador era Fittipaldi, quien así estrenaba de la mejor manera el número uno en su auto.

En Brasil, otra vez la pole era para el Shadow pero problemas de alimentación lo retrasaban. La victoria era para el local José Carlos Pace, quien obtenía su única victoria mundialista, seguido por Emmo, desatando toda la alegría “verdeamarelha”. La tercera fecha era en Sudáfrica y aquí también un local desataba toda la fiesta. Se imponía Jody Schekter con su Tyrrell sobre Reutemann. El campeón abandonaba.

España recibía a la máxima en el cuestionado circuito de Montjuich. Las críticas eran sobre lo obsoleto del bello trazado. Tal era el nivel de inseguridad, que el Campeón se negó a correr. Y no estaba equivocado. El alemán Stommelen se despistaba y morían 5 espectadores. Era el adiós al circuito. La competencia fue para el compañero de Fittipaldi, Jochen Mass.

En Mónaco, Lauda estrenaba la Ferrari 312T con una victoria, escoltado por el Campeón. En Zolder, Bélgica, repetía el austríaco sobre Jody Sheckter, mientras que el brasilero con diferentes inconvenientes terminaba séptimo. En Suecia, Lauda hilvanaba la tercera consecutiva sobre Reutemann y Emmo no levantaba cabeza, terminando octavo. Y en Holanda no le fue mejor, ya que debió retirarse. Y el ganador era James Hunt con un sorprendente Hesketh sobre el líder del torneo Lauda.

En Francia, Fittipaldi muestra una mejoría y culmina cuarto, pero Lauda seguía intratable y se lleva una nueva victoria. Segundo termina Hunt. En Gran bretaña, el campeón volvió a la victoria, escoltado por su compatriota Pace. En el intrincado Nürburgring se desarrollaba el Grand Prix Alemán y el argentino Reutemann obtenía su única victoria del año. Lo secundaba Jacques Laffite, quien le daba los primero puntos en la historia a la escudería Williams. Emmo debía abandonar.

Austria también era luctuosa. En los ensayos chocaba Donohue quien fallecía días después. La carrera, bajo la lluvia, era para Vittorio Brambilla y su March, seguido por Hunt. Fittipaldi caía al noveno lugar. En Italia, el hijo adoptivo, Clay Regazzoni, le daba la victoria a la “rossa”, escoltado por el McLaren número 1. Tercero llegaba Lauda, quien se aseguraba su primera corona en la Formula Uno. El campeonato cerraba en EE.UU. con victoria para el recién coronado Lauda, seguido por el campeón saliente Fittipaldi que obtenía el subcampeonato.

Les dejo un video, imágenes y fotos de la réplica. La misma es de la firma Polistil y calculo que mis padres me la deben haber comprado en el año 1977 o 1978. Seguramente era una de esas veces que uno estaba enfermo y lo compensaban con regalos. Recuerdo que lo había visto en la librería “The Dapia” de la Av. Asamblea. La caja simulaba un casco de piloto. Traía una llave para aflojar las tuercas y extraer las ruedas. Tenía dirección desde el volante y la suspensión sigue funcionando.

Espero que les haya gustado. Saludos y buena semana para todos!!!!!!!

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad