lunes, 4 de marzo de 2013

Ford Anglia (1963)


Hay veces, que a sabiendas de que un automóvil es estéticamente errado, la réplica igualmente me gusta. Y no pasa porque es un recuerdo de un auto de la familia o es el modelito donde nos dimos esos arrumacos con aquella señorita. Sin ni siquiera haberlo conducido o tal vez, ni haberlo visto en directo, cuando veo la miniatura me encanta. Tal vez las réplicas nos caen más simpáticas que el modelo original o no transmiten todos los defectos como deberían, pero cualquiera sea la razón, este Ford Anglia de 1963 me gusta.

En la actualidad, hay modelos que uno detesta de solo de ver la publicidad en una revista. Por ejemplo, el Chery QQ. Que me perdone si alguien lo tiene, pero para mi gusto es feo. Ya desde el nombre, que me hace acordar a un reloj cucu, no me gusta. Chiquito en extremo y algunos con colores llamativos, como si el dueño quisiera que lo vean conduciendo eso. No dudo, que el consumo debe ser ínfimo, que no le faltan comodidades, que no tiene problemas de estacionamiento, es económico y más seguro que otros autos. Pero entiendan, que para mi gusto es feo.

Y no es que el tamaño influye, porque puedo poner de ejemplo otro modelo que no me gusta y es muy grande. El Ssangyong Actyon, me parece de muy mal gusto. Esa trompa me hace acordar a los tranvías que se ven en las fotos blanco y negro, de las revistas de la década del 40. Y la parte trasera muy alta, con focos demasiado pequeños para la dimensión del vehículo. En el interior no debe faltar nada, debe venir hasta con azafata, y debe ser más seguro chocar en este auto, que quedarse durmiendo en casa. Pero gustos son gustos, y a mí no me agrada para nada.

Pero en el mundo de las miniaturas, las cosas cambian. Un auto en tamaño real puede ser feo, pero a escala se convierte en una joyita. De sapo pasa a ser príncipe, en lo que tardamos de sacarlo de la caja y ponerlo en la vitrina. Por ejemplo, y se que me gano varios enemigos entre ellos al Gaucho, el 2 CV no me pareció nunca un auto agraciado, hablando estéticamente. Sin embargo, las miniaturas son perfectas y uno no se cansa de seguir agregándolas a la colección. Es como imposible tener uno solo. Adictivo el 2 CV a escala, aunque cuando lo veo en la calle no me agrada para nada.

Con este auto me pasa lo mismo. Que me perdone Harry Potter, pero el Ford Anglia, en vivo y en directo, es un auto que mi cerebro rápidamente lo manda a la bandeja de “Autos no deseados”. Mas allá de sus dimensiones, el muy original parante trasero en “Zeta”, no le da una sensación de dinamismo que contagie emoción. Al contrario, lo hace parecer el auto ideal para ir al mercado y no para andar cientos de kilómetros. Sin embargo, admito que su originalidad, es un punto a favor para el diseño.

Otro punto que no me termina de cerrar es la trompa. Uno se acostumbra a la agresividad de las mismas. Por ejemplo, en la actualidad, es común ver en la noche, varios automóviles que con las luces encendidas, parecen vernos enojados, intimidándonos a corrernos, por miedo a ser aplastados. El Anglia, más allá de esa boca con reminiscencias acuáticas, parece estar triste o en el mejor de los casos parece cansado. Como que no me invita a pasear en él.

Pero a pesar de esas formas, la miniatura es una de la que más me gusta. Puede ser por lo original del modelo, que se destaca cuando lo veo al lado de otras miniaturas más comunes. Por lo general, cualquiera que ve la vitrina con las miniaturas, se detiene en esta réplica. Sus formas llaman la atención, y no disgusta para nada como me sucede con el modelo en tamaño real. Será una ilusión óptica o un defecto de coleccionista, pero lo bueno es que muchos autos dejan de ser el Patito Feo para convertirse en rareza.

EL original de este auto corrió el rally de Montecarlo de 1963 en manos del francés Jean Vinatier. En aquellos años las carreras eran muy distintas a la actualidad. Los 302 participantes partieron desde distintos rumbos como: Estocolmo, París, Glasgow, Lisboa, Frankfurt, Varsovia, Atenas y Montecarlo. Y había distintas penalidades de acuerdo al motor, para hacer más pareja la competencia. Vinatier partió desde Estocolmo y tuvo la fortuna de finalizar la prueba, aunque en un lejano puesto 47.

No muchos tuvieron la suerte de llegar. Por ejemplo de los que partieron de Atenas, no llegó ninguno, ya que una tormenta de nieve inutilizó los caminos y nadie llegó a la meta. Lo mismo para los que lo hicieron desde Lisboa por las lluvias, y de Frankfurt llegaron solo 3 participantes que se desviaron del camino. Había en juego una “Copa de Damas” que fue ganada por las suecas Ewy Rosqvist y Ursula Wirth con un Mercedes 220 (16° en la General). Estas señoritas eran muy conocidas en la Argentina, ya que el año anterior se habían adjudicado el Gran Premio de Turismo Standard con el mismo Mercedes. Y en 1963 iban a salir terceras en la misma prueba argentina.

Les dejo las fotos de la réplica, perteneciente a la colección Rallye Montecarlo, editorial Altaya. Para que disfruten, tienen un video imperdible de la época y aquí hay otro video muy corto con la carrera. Valen la pena.

Buena semana y disfruten de este auto para ir a la granja.

28 comentarios:

  1. Auto feo, pero me gusta.

    Y estuvo en la zaga de Harry Potter, como si fuera poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tunning!!!! Si, la verdad que no es un prodigio del diseño, pero la miniatura es querible.

      Y Harry Potter lo hizo más famoso que la propia Ford....

      Saludos!!!!!!

      PD: Me deja la 504 break a $300?

      Eliminar
  2. Muy buena miniatura. Tengo el de calle, que es del mismo molde, de IXO, pero me gusta también éste que está bastante "de serie". La luneta inclinada hacía que en días lluviosos (comunes en Inglaterra) ésta no se mojara y no dificultara la visibilidad hacia atrás. La contra: no había espacio para dejar los sombreros atrás de los asientos...
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cruiser, lo bueno de los autos de competición de aquellos años, es la escasa publicidad que llevaban. Me gustan así, o con un solo sponsor, para identificar bien al modelo, como por ejemplo el Lancia de Alitalia.

      Buena observación de la luneta, es cierto siempre seca. Lo de los sombreros ya no importaba, pero el paraguas?....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  3. Muy buenoo
    Se nota que soy fana del Chivo, por eso no me gusta jaja
    La replica esta buena!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramiro, No hace falta ser fana de la contra para que no te guste...

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  4. Muy curioso como termina el Techo, muy similar al del Citroen Ami 6

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Panorama!!!!! Es muy cierto, el Citro[en tenía el mismo parante. Más acá en el tiempo, el Megane tenía una versión con el parante Zeta.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  5. Cierto amigo vasco, en muchas ocasiones los autos reales, no nos dicen nada en absoluto, pero cuando llega la miniatura, nos enamora.
    Y este auto no es menos, en real, no me termina de gustar mucho, pero la miniatura, es muy bella, y bien lograda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como va seat?!!! Me pasa con varias réplicas. El auto real no me dice nada, pero la miniatura se destaca por sobre otras. Este es uno de esos casos. Por suerte el diecast da una segunda oportunidad.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  6. Hermoso, me encanta este Anglia, raro pero por consiguiente muy bello ¡y del glorioso 1963! Ya tiene 50 añitos (como quien escribe...).
    Tanto este Anglia como el Lotus amarillo de Montecarlo, son autos que veo en tu colección y que lamento no tener. Ya llegarán...
    Abrazos!
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh!!!!! Este año es número redondo!!!!! Se merece unas lindas miniaturas...

      Ya que Altaya se dedica a sacar siempre autos de Rally, debería hacerlo con autos anteriores al 70. Por lo menos saldría de lo común.

      Saludos!!!!!

      Eliminar
    2. Y si, a falta de SP, Le Mans y F1, al menos que manden de rally antiguos...

      Eliminar
  7. A mi también me gusta, tiene personalidad.
    Sobre todo en miniatura... es una de las asignaturas pendientes que tengo. El mio quiero que sea de Vanguards.

    Saludos y disfrútalo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sivianes!!!! Esta miniatura debe ser Vanguards, no caben dudas. Este modelo sirve, para que tengamos la posibilidad de tenerlo, aunque sea en menor calidad....

      Saludos y espero que pronto des con el modelo!!!!!!

      Eliminar
  8. no entendí mucho,
    pero me quedó claro que no le gusta el citro,
    que no le gusta el anglia ni le gustó harry potter (tampoco la última?).
    cómo me dice que el anglia tiene frontal de pescado?
    hace mucho que no va a la pescadería?
    dónde vio un pescado con ruedas?

    en lo personal, el autito me gusta, hasta la tímida deportividad que sale de esos números y esa finita banda deportiva.
    yo supe tener uno de estos en escala chica y lo transformé en camioneta, luego vaya a verlo a mi blog,
    si quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho no es tan difícil: hay autos que no me gustan en escala real, pero si me gustan en miniatura. por ej, el Citro o este Anglia....
      Por supuesto que hay pescados con ruedas, por ejemplo este auto....

      Así deportivo de antaño me gusta, no me van cuando tienen más publicidades que un kiosco.

      Me voy a esforzar para la próxima vez ser más claro. No, no creo....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
    2. Exacto, los TC por ejemplo: son un cartel publicitario, con auto debajo...

      Eliminar
    3. releyendo este post me cayó la ficha de que a usted tampoco le gustan ni el chery ni el actyon,
      mejor no sigo porque en cualquier momento pone que no le gustan los jaguars,
      a fin de cuentas, no hay auto que le venga bien!
      qué diría nuestro papa si se entera??!!!

      Eliminar
    4. Gaucho, no me gusta ni el Chery ni el Actyon, pero los autos me encantan...
      El Papa estaría de acuerdo con mi opinión. El sabe diferenciar entre vehículos y cosas.

      Eliminar
  9. Es muy cierto lo que dices Vasco.. Muchas veces me ha pasado que termina gustándome mas la miniatura que el auto real.
    Este Ford que presentas recuerdo haberlo visto de muy pequeño en repetidas ocasiones (e incluso en juguetito) y nunca supe que era hasta mucho después, pero lo recordaba por que no me gustaba. La miniatura es una golosina.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eddie!!!!!! Me alegro no ser el único que le pasa eso con los autos... debe ser por eso que somos coleccionistas de miniaturas y no de autos reales....
      La verdad es que en escala o juguete, por acá nunca lo había visto, solo con los últimos años, y adentrándome en el hobbie, dí con él.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  10. Buen relato de los tiempos miticos del Monte, cuando llegar al principado se convertia en toda una odisea.
    Yo tambien escribi en un post del Monte sobre la "terrible noche del Jura", una de las mayores tormentas de nieve en la europa central y dejo K.O. a la mayoria de los participantes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como va Xavi?!!!!
      Un lujo tu entrada, que linkeo aquí para que todos puedan disfrutarla: http://zona-rapida.blogspot.com.ar/2011/01/curvas-miticas-rally-monte-carlo.html

      Eran unas épocas, que las carreras eran una aventura, no una competición. Solo unos pocos corrían por la victoria, pero la mayoría lo hacía por el placer de "pegar la vuelta". Algo parecido a lo que sucede con el "Dakar".

      Saludos!!!!!!

      Eliminar
  11. Aun que no soy nada pegatinero, he de reconocer que es muy interesante y llamativa esta pieza. Saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joanlla!!!!!

      Lo bueno de esta versión "racing" es que es muy sobria. Solo el número y las franjas lo delatan. Los actuales, son un cartel publicitario rodante....

      Saludos!!!!!

      Eliminar
  12. Muy Bueno el Blog, Te hago una pregunta, de donde sos? por que yo vivo en Buenos Aires y estas colecciones no se consiguen.
    Yo debo tener unos 100 ixo rally, pero los traigo desde Inglaterra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por la visita!!!!
      También vivo en Buenos Aires. Los coleccionables que tengo, que no han salido en los kioscos de la Capital, los consigo en ferias o Mercado Libre.
      Pasame un mail y te paso las direcciones.

      Saludos!!!!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tiempo en mi Ciudad